Empresas argentinas que van por la Serie A

0

Las startups argentinas crecen, contratan más empleados, desembarcaron en otros países y lanzan nuevos productos. Pero el capital suele ser un condicionante para los planes de expansión. Empresas como VU Security, Increase, Iguana Fix y Tienda Nube son algunas de las que consiguieron capitalizaciones de hasta U$S 4,5 millones. Son pasos intermedios que  puede terminar en una apertura de capital en la Bolsa.  Por Jorgelina do Rosario

Emprender para innovar. Innovar para emprender. La Argentina es una creadora constante de emprendedores que se destacan no sólo a nivel regional, sino en el mundo. El subibaja de la economía, la fuerte presión tributaria y la burocracia son barreras que, a pesar de su altura, no logran frenar a las empresas.

Pero esas barreras no son las únicas. Una vez que nacieron, crecieron y se desarrollaron con distintos tipos de inversión, el gran salto adelante aún encuentra un “vacío” en la Argentina: la falta de financiamiento de fondos locales que tengan millones de dólares para apostar en una startup es más la excepción que la regla. Y en ese momento, la lupa se posiciona en los fondos de venture capital de Estados Unidos y otros países del mundo. Hay que salir a la caza de esas dividas y el consenso es que hay una manera de hacerlo: las inversiones “Serie A”.

Cuando una compañía se ofrece por primera vez a inversores externos, el “business angel” con mucho capital o un grupo privado son los casos más comunes. No es tan fácil llegar. La empresa que lo hizo atravesó con éxito el valle de la muerte, donde muchos caen porque no encontraron financiamiento previo por parte de un capital semilla o de un fondo local más pequeño para atravesarlo con vida. En esta ronda de financiación, la start up no tiene que ser rentable. Ya habrá tiempo para eso.

Una serie de empresas argentinas relacionadas directamente con la tecnología están atravesando o pasaron por esa etapa. Mientras que grandes empresas como Mercado Libre se afianza en las grandes ligas y Despegar sale a cotizar en Wall Street, una serie de tecnológicas hace fila marcar una tendencia que no se veía tan clara en el sector. Hay dinero y ese dinero quiere ir a empresas argentinas que quieren hacerse grandes. Increase, VU Security, IguanaFix y Tienda Nube son claros ejemplos de esta maquinaria que ya se activó.

Las ventas con tarjeta de crédito y débito complican la vida de más de un comercio. “Pagan en fechas diferentes, hay impuestos distintos, descuentos que dependen de cada banco. Los comercios no sabían ni cuándo ni cuánto iban a recibir”, asegura Sebastián Cadenas, CEO de Increase, en diálogo con Road Show. Esta empresa que creó junto a su socio Matías Doublier nació en 2014 y hoy llega a 11.000 comercios del país con sus soluciones tecnológicas que tienen el centro puesto en un solo verbo: simplificar.

IncreaseCard es el primer producto de esta startup con 22 empleados. Es una plataforma online que simplifica el control de los pagos con tarjeta que reciben los negocios, con el objetivo de dar una visión global a los comercios. ¿Esto qué significa? Todas las transacciones se ven y monitorean en solo lugar sin importar la tarjeta, y así se puede saber cuánto dinero exacto se depositará en su cuenta cada mes. Las empresas LATAM, Shell, Havanna y Le Pain Quotidien están entre sus principales clientes en la Argentina.

“Hasta ahora hemos recibido inversiones por US$ 750.000 dólares, y estamos a punto de cerrar nuestra Serie A”, se anticipa Cadenas, que con entusiasmo atiende a este medio desde el hospital, pues hace poco se convirtió en padre por primera vez. Luego de un aporte personal de US$ 50.000 cada socio, NXTP realizó la primera inversión, luego fue el turno de un privado y más tarde de Wayra, la aceleradora de Telefónica. La serie seed o semilla llegó en julio de 2015, donde ingresaron como inversores, Global SFO, Balanz Capital y Kaszek.

Todavía los fondos no están confirmados porque la serie finaliza el 31 de octubre, pero NXTP Labs, Kaszek, Elevar Equity, Alta Ventures, Redpoint Ventures, DraperCygnus y Advent son algunos de los fondos que pueden liderar series A en América Latina. Luego de esa fecha clave, no buscarán expandirse sino ofrecer soluciones regionales a los clientes con los que ya trabajan. “Se necesita la Serie A porque es muy caro salir a buscar capital”, añade.

La ciberseguridad, un tema serio

No son muchas. En todo el territorio argentino, sólo hay tres empresas que ofrecen servicios  de seguridad informática. VU Security es una de ellas. Y como en el caso anterior, la aceleradora NXTP Labs tiene una historia con esta empresa. Sebastián Stranieri, CEO y fundador de VU Security, cerró en marzo una ronda Serie A por US$ 4,3 millones, que además contó con la inversión de INICIA. “Esto nos permitirá innovar en soluciones que eliminen la fricción transaccional que se asocia a la ciberseguridad”, dijo a este medio quien también fue padre hace unos meses.

Esta startup tiene el foco puesto en el futuro. De acuerdo al estudio “Financial Services Technology 2020 and Beyond” de la consultora PwC, en el mundo habrá 25.000 millones de dispositivos conectados que necesitan de entornos seguros de operación. Y esto sucederá de acá a tres años.

Conseguir la Serie A no fue un esfuerzo de pocos meses. Desde 2007 hasta 2012, se centraron en un crecimiento orgánico con una inversión muy baja, en un inicio con los US$ 100.000 de friends & family (amigos y familia) para comenzar. El primer cliente regional fue Falabella, y fue el lazo con la aceleradora NXTP lo que permitió conseguirlo. “A veces no sólo es el capital lo que ayuda, trabajamos en cada momento con nuestro socio”, enfatizó Stranieri.

Las que piden pista

Increase no está sola. Hay otras empresas que, si bien están en los pasos previos, está detrás de la Serie A. Según aseguraron fuentes del mercado a Road Show, las compañías 123Seguro y Zolvers serán las próximas grandes noticias del sector en término de financiaciones.

En ese camino, ver (y entender) lo que hicieron otros antes puede ayudar. “El proceso de fundraising en la región toma bastante tiempo, porque los fondos no están muy familiarizados con las economías locales”, advierte Matías Recchia, CEO de IguanaFix, quien cerró su Serie B –significa un paso adicional en el camino de la capitalización- en noviembre del año pasado. “Queríamos levantar US$ 10 millones y terminamos levantando US$ 16 millones con Temasek, Qualcomm Ventures y Riverwood”, resume Recchia, quien junto a Andrés Bernasconi hoy están al frente de una empresa que ofrece contratar servicios para el hogar y el auto a través de una app, como service de aire acondicionado, pintura, arreglo de artefactos hasta mecánica general y polarizado de un vehículo.

El foco es cumplir: los precios se definen antes entre las partes, se cumplen fechas y horarios y en la época de las estrellas como resumen de todo lo que está bien o no, se califica el trabajo del profesional asignado. Con presencia en la Argentina, Brasil, México y Uruguay, tienen 25.000 profesionales registrados y esta ronda de inversión se centró en la expansión regional. En la etapa previa, se habían financiado con US$ 3 millones en una serie A.

¿Cuál es la principal diferencia entre la Serie A y la Serie B? “En la primera ronda, los inversores esperan encontrar un negocio interesante que esté en el momento de tomar escala. En el segundo caso, es un modelo de negocio probado que puede no ser rentable en cada unidad de negocios, pero sí en algunas. En la etapa de Serie B, no hay nada que demostrar”, continúa Recchia. En este paso a paso, el CEO de IguanaFix aconseja no mirar tanto el largo plazo. “Si sos emprendedor, es mala estrategia estar pensando en salir a la Bolsa. Si llega esa etapa, será con el tiempo y la consolidación”, opina.

“Desde el primer día queríamos algo grande y a largo plazo. Y eso es difícil sin capital”, se sincera Santiago Sosa, CEO y cofundador de Tienda Nube. La primera gran inversión de US$ 300.000 se dio a través de inversores ángeles conocidos en la Argentina, como Alec Oxenford, Wenceslao Casares y Fabrice Grinda, y así empezaron a operar en Brasil. “Crea tu tienda online y vende por Internet” es el lema de esta compañía que ofrece una plataforma ecommerce con distintos medios de pago.

El fondo de inversión brasileño Trindade Investimentos dobló el número previo en 2013. Con todo, un año más tarde llegó la Serie A para Tienda Nube: levantó US$2,75 millones con KaSZek Ventures, lo que deja en claro que la cantidad de dinero a veces se saltea el famoso “paso a paso”. El objetivo de la Serie A fue mejorar la tecnología, agregar funcionalidades y darle un upgrade al servicio.

Sin embargo, Sosa recuerda que no salió como lo había imaginado. “Uno espera la serie soñada y a veces el mercado está duro o difícil. Eso nos forzó a levantar menos capital del planeado y tener un negocio más rentable”, explicó Sosa sobre esta etapa. Frente a un país en el que reinaba un “clima de negocio hostil”, los inversores posaban la vista en empresas de Brasil. “La empresa aprendió y maduró mucho”, reflexiona.

Tras una Serie A que para Tienda Nube funcionó como “una combinación entre lo que uno quiere y la realidad”, la empresa con 100 empleados fue por la Serie B de US$ 7 millones. Elevar Equity –especializado en microfinanzas y servicios financieros- lideró la apuesta por esta startup en una combinación de tres fondos. El destino del dinero será el desarrollo mobile. Mientras que las ventas hoy se realizan en un 50% por dispositivos móviles, estiman que esa prioridad escalará rápidamente al 80 por ciento. Y la expansión a México pasará de ser un plan orgánico a más agresivo.  Este mismo fondo internacional –Elevar Equity- también ingreso recientemente como accionista de Afluenta, líder en el negocio de préstamos entre personas en la Argentina.

Sin un desarrollo fuerte de los créditos para este tipo de empresas, la Serie A es hoy la opción más accesible para que las tecnológicas sigan creciendo en la Argentina. “No hay créditos en esta cantidad de dinero y estamos muy verdes para hacer una IPO. Hay que apuntar al medio que existe, que es éste”, dice Stranieri. Y  adhiere: “La clave es que el inversores entienda lo que estás haciendo, no estás sólo buscando plata. Con el dinero solo no hacés nada”.

Para Recchia, el ecosistema emprendedor es interesante, pero considera que el nivel de dificultad para financiarse es alto. “Ver que Mercado Libre, Despegar y Globant nacieron en la Argentina y llegaron tan lejos son ejemplos de que es posible empezar empresas exitosas en el país”, dijo el CEO de IguanaFix, quien estudió en el exterior como algunos de los protagonistas de estos unicornios, esas empresas que valen más de US$ 1.000 millones. Un largo camino que estas startups empiezan a recorrer. ¿Llegarán algún día a ser unicornio? El tiempo y las estrategias de cada empresa lo dirá. Todo está por verse.

Cinco consejos antes de buscar la serie A

  1. Tener un proyecto sólido: parece obvio, pero no. Y en este punto coinciden todos los empresarios. “El emprendedor debe entender qué es lo que quiere hacer. Muchos no tienen tan claro cuál es el norte”, se sincera Santiago Sosa, de Tienda Nube. Avanzar sin capital es una misión imposible, y en un mercado cada vez más global y competitivo, reconocer el foco no es menor. “Tiene que generar valor más allá de la rentabilidad”, agrega Sebastián Cadenas, de Increase.
  2. Consultar a un guía o mentor: cada uno tiene el suyo. Puede ser un amigo, un colega o un inversor previo. La característica de un mentor no sólo es el aliento, sino también la experiencia de alguien que “ya estuvo ahí”, “ya lo experimentó”. Martín Migoya (Globant) fue un inversionista ángel de IguanaFix, y para el fundador Matías Recchia, “es como un mentor personal. Vuelvo a él todo el tiempo para consejos, y eso le sucede también a otras empresas con su primera etapa de inversores”.
  3. Trazar un plan financiero claro: si se hace un repaso por los principales emprendimientos a nivel mundial, la mayoría se inicia con un o dos socios. No más. En esa etapa inicial, el socio es contador, recepcionista, secretario y presidente. Pero esta multitarea no debe dejar descuidada la pata financiera. “Alguien se tiene que poner bien el sombrero de CFO. En una etapa temprana era yo. Sobre la marcha se calibra la expectativa con la realidad, y con el tiempo, se asigna un CFO”, detalla Sebasitán Sosa, de Tienda Nube.
  4. Invertir tiempo en el inversor: los consejos que reciben los emprendedores pueden llegar por cualquier fuente. Y cada uno los valora a su manera, según el contexto. Cadenas considera que el contacto continuo con el inversor es clave, y no sólo generarlo cuando se va a buscar dinero. “Desde hace dos años mandamos un reporte mensual a los inversores que tenemos o nos gustaría tener, tanto de la Argentina como del exterior”, especifica Cadenas, de Increase. Y agrega: “Alguien siempre responde a ese reporte. Y surge una reunión, un café, una charla. Hay que tener la disciplina de mandarlo con las novedades de la empresa y contando el famosos ‘dónde estamos parados’”.
  5. Poner la lupa en el objetivo: para Sebastián Stranieri, CEO de VU Security, avanzar en una Serie A es como calcular el presupuesto de una casa. Y tener la meta en claro en dicha conformación es para este empresario uno de los principales lineamientos. “Fuimos a buscar la inversión y ya sabíamos para qué la íbamos a usar: crecer en ubicaciones en América Latina y contratar más gente”, ejemplifica Stranieri. VU tiene 50 empleados en la región –la mayoría está en la Argentina- y tras la Serie A, este en el último año triplicaron la plantilla.

ABCdario: el camino de las inversiones

Capital Semilla · Inicio de la actividad
· Fase de desarrollo de productos
· Sin ingresos significativos
Venture Capital Serie A · Genera ingresos aún sin beneficios
· Se abre a inversores externos
· Acciones preferentes/Participación
Venture Capital Serie B · La compañía ha avanzado en su negocio
· Mayor valorización de la compañía
· Es rentable alguna unidad de negocio
Grow Capital · Crecimiento
· Expansión
Private Equity · Mezzaine Capital
· Empresas en dificultades (suspensión de pagos, quiebra, etc)
· Otras de inversiones

 

Share.

Comments are closed.