Facturas electrónicas: la puerta de entrada al mundo Fintech – Por Bruno Cosentino

0

Las nuevas tecnologías de financiación, la gestión automatizada y las Economías en tiempo real, son trenes que comienzan a llegar a sus andenes, pero que profesionales, PyMes y grandes corporaciones,  todavía dudan en abordar. Por Bruno Cosentino, CEO de C4B

Deben existir muy pocos gerentes, empleados, profesionales, propietarios de negocios y empresas que hayan transcurrido sus vidas estos últimos 3 meses del año sin haber leído o investigado sobre Fintech, billeteras electrónicas, POS, medios electrónicos de pagos, transferencias inmediatas, Debin, etc. Esto se debe a que estos conceptos abordan aspectos de sus negocios que hace añares esperan mejorar. Las formas flexibles, múltiples y simples de financiación, cobranzas y pagos son aspecto que pueden revolucionar sus negocios, pero para ellos las cosas no son tan simples.

Las empresas entendieron hace un largo tiempo que los procesos electrónicos deberían contribuir a mejorar la gestión, automatizar, centralizar, bajar los costos y hacerlos competitivos, y no desean repetir la fórmula. Esto está redefiniendo la industria de proveedores de servicios financieros y de pagos, los ojos están puestos en un documento que todos manejamos, es electrónico y además está certificado por el fisco, nada menos que la factura electrónica.

El foco es simple, el 80% de los contribuyentes la usa, cruza todos los procesos de una empresa, y es electrónica.

Una factura electrónica puede entenderse como una pequeña pieza de software que viaja entre empresas, componiendo un canal de comunicación único, esencial y obligatorio entre las mismas, y que además tiene potencial de integrar otros procesos asociados.

En un escenario perfecto, serán los sistemas originantes y destinarios de esta información los nuevos players estratégicos en el mercado de pagos y financiación electrónica. Los que finalmente tiene el potencial de efectivizar la necesidad de automatización de la gestión que resulta ser el trasfondo que define la real adopción de cualquier tecnología Fintech y de pagos electrónicos. Los ERP, sistemas de gestión, facturadores, etc.

Más de 30 proveedores de este tipo en Argentina  lo entendieron y ya están avanzando en este nuevo negocio, pero existen obstáculos a sortear.

Uno de ellos es el uso del PDF. Para cubrir la necesidad de automatización de gestión de las partes en una operación comercial, los sistemas del proveedor y del cliente deben entenderse, deben poder acceder a la información intrínseca del comprobante, y esto no es factible con un documento cerrado como lo es el PDF.

Por otro lado, el desafío se torna interminable si cada uno de estos proveedores debiera desarrollar 30 conexiones con sus pares, y a su vez otras decenas con cada potencial medio de pago o Fintech. Y por último, un canal automatizado de comunicación electrónico común para todas las partes. De nada sirve poder lograr acceder a los datos intrínsecos de las facturas si luego hay que gestionarlos a mano.

Este mundo está muy cerca. En Argentina ya existe un camino recorrido en este aspecto. En silencio, pero sin pausa, los proveedores de sistemas para empresas se están conectando a un ente centralizador de facturas electrónicas, que además posee un medio de pago universal que los hace socios. Con esto en marcha, no queda mucho para que explote una burbuja inesperada, la de los proveedores de sistemas agrupados, convertidos a su vez en proveedores del único medio de pagos, cobranzas y financiación, universal e integrado a la gestión.

Cosas nunca pensadas como disponer de información de ventas y cobranzas vs. compras y pagos en tiempo real comienzan a materializarse.

Para diciembre de 2017 unos 10 proveedores de sistemas de este tipo ya estarán interconectados.

Share.

Comments are closed.