Despegar.com: el negocio de invertir en una empresa de viajes on line

0

Se trata de una de las noticias más esperadas por el mercado. Es la cuarta empresa argentina que entraría en la categoría de “unicornio”, ya que la valuación supera los U$S 1.000 millones. Un rubro con crecimiento explosivo, pero que también se ve amenazado por otros gigantes del mundo digital desde Facebook hasta AirBNB. Por Andrés Cardenal

El 15 de agosto pasado se publicó el comunicado oficial mediante el cual Despegar (DESPE) anuncia su próxima Oferta Pública Inicial (o IPO por la sigla en inglés) en el New York Stock Exchange (NYSE). Los ejecutivos de la compañía han mencionado la intención de recaudar cerca de U$S 100 millones por un porcentaje menor de su capital accionario, aunque la firma de research Renaissence Capital estima que podría tener un valor materialmente superior, de cerca de 300 millones.

Si bien no se puede saber con exactitud cuál será el valor que el mercado va a asignar a Despegar en el IPO, probablemente se trate de un monto cómodamente por encima de los

1.000 millones de dólares. Esto posiciona a Despegar como uno de los cuatro unicornios en Argentina, es decir, compañías jóvenes en el sector de tecnología con un valor de mercado de más de U$S 1.000 millones. Los otros tres unicornios de origen nacional son MercadoLibre (MELI), Globant (GLOB) y OLX, la compañía de clasificados on line.

Entre los principales accionistas de Despegar se encuentra el hedge fund Tiger Global, con una tenencia de cerca de 57.3% sobre el capital de la compañía. Otra compañía de inversiones, General Atlantic Partners, es dueña de un 5.4% de Despegar.

Un inversionista destacado en el negocio es la compañía estadounidense de servicios online de viajes Expedia (EXPE), que tiene un 16.4% de Despegar gracias a una inversión de U$S 270 millones realizada en marzo de 2015.

Esta apuesta de Expedia se realizó a una valuación en la zona de 1.400 millones para la compañía latinoamericana en aquel momento, lo cual sustenta la idea de que el valor de mercado de Despegar debería superar ampliamente los U$S 1.000 millones luego del IPO.

La inversión de Expedia en Despegar no solo es financiera, sino que ambas compañías mantienen profundos vínculos estratégicos y comerciales, especialmente en el negocio de hoteles. Como parte del acuerdo, Despegar prioriza la plataforma de Expedia para servicios de alojamiento fuera de Latinoamérica, un compromiso que tiene vigencia hasta marzo de 2020.

Un punto interesante es que Despegar se compromete a mantener un mínimo de U$S 5 millones por semestre en porcentajes de beneficio bruto que recibe Expedia por reservas a través de Despegar. En caso de que Despegar no logre cumplir con este compromiso, Expedia podría exigir una comisión de terminación del contrato por 125 millones de dólares.

Las claves del negocio

Despegar ofrece pasajes de avión, hoteles, paquetes turísticos, y otros servicios de viajes mediante su plataforma web y aplicaciones móviles. El servicio permite buscar y comparar diferentes alternativas, así como también planificar viajes y realizar las compras en forma instantánea.

La compañía es el principal jugador en el mercado de agencias online de viajes en Latinoamérica, y cuenta con un inventario que incluye más de 250 aerolíneas, 300.000 hoteles, y 900 agencias de alquiler de automóviles. Ofrece 9 millones de calificaciones de alojamientos y actividades turísticas generadas por los usuarios, lo cual es un valor agregado importante para los viajantes a la hora de tomar decisiones.

Se estima que el mercado total de reservas online de viajes en Latinoamérica tiene un valor aproximado de U$S 29.700 millones en base a datos del año 2016. La firma Euromonitor pronostica que en el año 2020 el valor total del mercado estará en la zona de U$S 47.600 millones, lo cual representa una tasa de crecimiento de 12.5% anual en promedio.

La penetración del mercado de reservas online sobre el total de reservas de viajes es relativamente baja en la región, representando cerca de 16% del total. Se espera que aumente a un 36% del mercado para el año 2020 en Latinoamérica. En comparación, en Estados Unidos y Europa Occidental actualmente un 49% y un 52% de las reservas de tickets de avión y alojamiento se producen online.

El mercado cuenta con dos factores importantes que deberían impulsar su expansión a mediano plazo. En primer lugar, la penetración de internet en la región está aumentando potentemente. Se espera que la cantidad de hogares con conexión a internet en Latinoamérica crezca desde 50% en 2015 a cerca de 66% en 2020. Como referencia, el acceso a internet en EEUU y Europa es actualmente de 71% y 74% respectivamente.

Adicionalmente, se espera que la cantidad de usuarios de dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas se incremente en 110 millones de nuevos usuarios hacia el año 2020, llevando la base total a 524 millones de usuarios según datos de GSM Association.

Un negocio jugoso

El prospecto de emisión de acciones de Despegar muestra que la compañía generó ventas por  U$S 248.5 millones en el primer semestre de 2017. El dato representa un saludable incremento de 28% en comparación con el primer semestre de 2016.

El negocio de pasajes aéreos generó U$S 116, 6 millones en facturación, creciendo un 26% interanual y representando un 47% de la facturación en el periodo. El segmento de paquetes, hoteles, y otros servicios tuvo un crecimiento de 29% interanual en el semestre, alcanzando los U$S 131,8 millones en facturación.

La industria “OTA”

Las agencias online de viajes, conocidas como OTAs por las siglas en inglés (Online Travel Agencies) son un segmento de mercado que ha generado atractivos resultados para los inversores en los últimos años.

Las OTAs ofrecen ventajas importantes sobre el modelo tradicional de agencias de viaje. En lo que respecta al consumidor, el mismo obtiene acceso a una enorme variedad de ofertas a precios competitivos, lo cual es un factor determinante ya que muchos viajantes valoran considerablemente la posibilidad de reducir los costos a la hora de viajar.  Adicionalmente, el modelo de negocios ofrece ventajas evidentes en términos de comodidad, velocidad de ejecución, y acceso a la información para los consumidores.

Muchos operadores de la industria, principalmente hoteles y aerolíneas, fueron inicialmente reticentes a sumarse a estas plataformas. Un punto importante es que la transparencia de precios y la competitividad de ofertas presionan los márgenes de rentabilidad a la baja, lo cual lógicamente es una desventaja para estas compañías.

Por otro lado, el nivel de ocupación es un factor fundamental en el negocio, incluso por encima de los precios. Cuando un hotel tiene una habitación vacía, o un avión dispone de asientos libres, el costo de operar el negocio es prácticamente el mismo que si la ocupación fuera completa. Por lo tanto, conseguir un nuevo cliente cuando existe capacidad ociosa es pura ganancia para la compañía.

Las OTAs permiten a estos operadores ofrecer habitaciones y pasajes de hotel a precios agresivamente bajos cuando lo consideran conveniente. Las ofertas de último minuto son bastante habituales en estas plataformas, y benefician tanto a los viajantes por los precios agresivamente bajos como a los operadores de viajes al permitirles liquidar rápidamente el inventario excedente.

Además, este tipo de empresas ofrecen ventajas como escala y distribución en nuevos mercados, así como atención al cliente las 24 horas y los 7 días a la semana. En el mismo sentido, los operadores más pequeños en el negocio de alojamiento valoran el acceso a diferentes medios de pagos y atención al cliente en diferentes idiomas que ofrecen estas plataformas.

Más allá de la conveniencia desde el punto de vista financiero, los hoteles y líneas aéreas han llegado a la conclusión de que realmente la única alternativa viable desde el punto de vista comercial es abrazar el cambio y sumarse al nuevo modelo de negocios.

En definitiva, los viajantes en todo el mundo basan cada vez más la toma de decisiones en la información disponible online, y el costo de no estar presente en estos canales puede ser demasiado elevado a largo plazo. Adicionalmente, las compañías online de alojamiento compartido como Airbnb implican un riesgo importante de disrupción para los operadores tradicionales en el negocio de alojamiento, y sumarse a las plataformas OTAs es una buena medida para proteger su mercado en el segmento online.

Los principales jugadores

En el mercado de agencias online de viajes el efecto red juega un rol determinante. Se conoce con este nombre al proceso que genera aumentos en el valor del servicio a medida que crece la cantidad de usuarios, lo cual implica que los líderes en el mercado se hacen más fuertes cuando ganan tamaño.

Los viajantes valoran las plataformas más grandes y diversas, ya que el tamaño de la plataforma implica mayor variedad de ofertas y precios más competitivos. A su vez, los operadores en el negocio de viajes se inclinan hacia las plataformas que ofrecen acceso a mayor cantidad de clientes potenciales.

De esta forma, los clientes y los operadores en la industria se atraen mutuamente a las plataformas más grandes y dominantes, lo cual incrementa el valor del servicio y genera un círculo virtuoso de crecimiento sostenido y ventajas competitivas en aumento.

Desde el punto de vista financiero, los márgenes de rentabilidad tienden a aumentar a medida que crece el volumen de ventas. Para una compañía como Despegar, buena parte de los costos operativos está relacionado con la infraestructura tecnológica, y el costo de procesar una nueva transacción es considerablemente bajo. A medida que crecen las ventas, entonces, los costos operativos tienden a mantenerse relativamente más estables, lo cual potencia los márgenes de rentabilidad.

Esta dinámica de negocios significa que los grandes jugadores tienden a dominar el mercado gracias a las ventajas competitivas que genera el efecto red y la fortaleza financiera que implica un negocio con márgenes de rentabilidad en expansión.

El principal jugador en Estados Unidos es Expedia, con un valor de mercado de 22.600 millones de dólares y una facturación estimada de 10.220 millones para el año en curso. Por otro lado, Priceline (EXPE) es el operador líder a escala internacional gracias a su presencia dominante en Asia y en Europa. La capitalización bursátil de Priceline es de cerca de 88.000 millones de dólares, y los analistas de Wall Street anticipan ventas por 12.500 millones durante el año 2017 para la compañía.

Debido a que la escala de negocios es una ventaja determinante desde el punto de vista estratégico y financiero, los grandes jugadores en el mercado han realizado una serie de adquisiciones y alianzas a lo largo de los últimos años, consolidando así su posicionamiento de mercado y acotando la presión competitiva en el mercado.

Entre muchas otras operaciones, Priceline adquirió compañías como Agoda.com, Kayak, Rentalcars.com, OpenTable, y Momondo Group, mientras que Expedia compró negocios como  Travelocity, Orbitz, CheapTickets.com, y HomeAway.

Teniendo en cuenta las reglas de juego en el mercado de agencias online de viajes, así como también la profunda relación que existe entre Expedia y Despegar, tiene bastante sentido pensar que una oferta de compra de Despegar por parte de Expedia es una posibilidad bastante razonable de cara al mediano plazo

Por el lado de los riesgos en el sector, muchos analistas se preguntan por la posibilidad de que grandes players del mercado de tecnología como Google (GOOG) (GOOGL) o Amazon (AMZN) decidan expandirse con fuerza en el negocio de viajes. Un escenario de este tipo podría representar una amenaza competitiva considerable para operadores como Priceline, Expedia, y Despegar.

Otra variable a seguir de cerca es el riesgo que implican los atentados terroristas y la posibilidad de conflictos militares en diferentes regiones. Esta clase de episodios afecta negativamente los niveles de demanda en la industria de viajes, lo cual podría afectar a los diferentes participantes en el mercado de agencias online.

Tiger Global, el fondo que apostó fuerte y ganó

En el mundo de los hedge funds, donde la premisa es ganar mucho dinero en forma muy rápida, hay uno que se destaca por haber logrado ambas cosas. El fondo que maneja a Despegar y que próximamente la llevará a cotizar en la bolsa de Nueva York, es quizás la historia que mejor representa esas premisas. Tiger Global Management llamó la atención al mundo de los negocios por haber otorgado mega-ganancias a sus inversores hasta el año pasado, cuando derrapó 16%. Pero el largo y extenso track record llevó a Tiger a lo más alto. Aunque el fondo se desplomó durante la crisis financiera mundial en 2008 y 2009, Tiger Global Management ostentó un retorno anualizado promedio de más del 40% entre 2001 a 2007, y de entre 45% y 23% entre 2011 y 2012.

Pero más allá de haber cortado su racha ganadora, algo que en los negocios es cuestión de tiempo, Tiger Global fue un pionero en invertir en Facebook desde que salió a cotizar en 2001 y también Zynga. Apostar rápido por la red social que actualmente vale u$s 458.000 millones le deparó a este fondo ganar rápidamente reputación en el mercado. No sólo Tiger como compañía, sino a su fundador, Charles “Chase” Coleman III. “Es sin duda la mayor historia de éxitos entre los jóvenes que empezaron en la industria de hedge funds”, decía la prensa especializada sobre el vertiginoso ascenso a la gloria de “Chase”, como lo conocen en Wall Street.

“Chase” empezó de una manera poco usual. Recibió lo que en la jerga se denomina “seed money”, que es el capital inicial para empezar un negocio. Ese dinero lo recibió de su mismísimo mentor y jefe, Robertson. Este gurú de las finanzas cerró Tiger Management en 2000 y le dio a Coleman, que tenía 25 años en ese momento, u$s 25 millones para administrar. El analista de tecnología nombró a su fondo Tiger Technology Management, que más tarde cambió a Tiger Global.

La fortuna de Coleman, que tiene 43 años de edad y fue un asiduo aportante al partido Republicano, está valuada actualmente en alrededor de u$s 2.000 millones. Forma parte de la lista de los más ricos de Forbes y tiene muy pocas apariciones públicas. Coleman es notable no sólo por su asombroso éxito financiero a tan temprana edad, sino también por su reticencia a estar en el ojo público. Al alejarse de los focos y la lente de la cámara, Coleman tiene más caricaturas de su semejanza circulando en público que las fotografías reales. Tampoco buscando por internet se logra encontrar una sola entrevista con el multimillonario gestor de fondos de cobertura convertido en un recluso financiero. Tan sólo hay citas de otras personas acerca de Coleman. ¿Será un caso de extrema timidez, uno que miles de millones de dólares no pueden curar, o un movimiento calculado? Sigue siendo un enigma para la gran mayoría del mercado financiero.

¿En qué invierte Tiger? Según la última presentación de la compañía ante la Securities and Exchange Commission (SEC), apuesta a empresas de varios sectores con foco en la tecnología. Según se estima en el mercado, tiene una cartera de u$s20.000 millones. Entre las apuestas que hace se encuentran Alibaba, Amazon, Comcast, Facebook, Netflix, MercadoLibre y Microsoft, entre otras. Pero también sumaron recientemente pequeñas participaciones en el sector financiero como MasterCard y Visa. Según se rumorea en el mercado, Tiger estaría pegando la vuelta y después de la caída del año pasado, este año estaría obteniendo un retorno del 15%.

En la Argentina, se mira los movimientos de Tiger por su participación accionaria en Despegar, empresa que tiene pautado salir a cotizar en la bolsa de Estados Unidos en agosto. El fondo manejado por “Chase”, que es el mayor accionista en Despegar desde que en 2007 compró una participación de la empresa, decidió que la apertura de capital se realice en el NYSE.

Despegar, fundada por Roberto Souviron en 1999, se convertirá en la tercera firma tecnológica de alto impacto de la Argentina que cotiza en los mercados internacionales después de Mercado Libre y Globant. También se supo que Expedia, que controla a Hotels.com y Trivago, pagó u$s270 millones por una porción menor del paquete accionario de Despegar (que opera en 19 países de América Latina, Estados Unidos y España). Si bien ya tienen una asociación comercial entre ambos, la participación que sumó Expedia no le dará derecho a voto.

Tiger ya tuvo su pasado no muy feliz con una empresa argentina, Avenida.com que fue fundada en diciembre de 2013 por Federico Malek y Alan Kraus como una plataforma argentina de comercio electrónico puro.  La que iba a ser la “Amazon Argentina” estuvo al borde de bajar las persianas luego de que en 2016 despidiera a 250 empleados y se acercara a la quiebra.

Share.

Comments are closed.