Alerta por los plazos fijos en pesos: ya cayeron 10,3% desde las PASO

0

Se transforma en caída de 19% si no se consideran los intereses devengados capitalizados en esos dos meses. Informe Quantum Finanzas.

Los depósitos a Plazo Fijo en pesos cayeron 10,3% desde las elecciones PASO, un número que sube a 19% si no se consideran los los intereses devengados capitalizados en esos dos meses, de acuerdo con un informe de Qantum Finanzas.

La consultora de Daniel Marx recordó que tanto la base monetaria como los depósitos privados en pesos muestran gran volatilidad en los últimos 18 años, al medirlos en relación al PBI.

Quantum detalló:

La base monetaria y los depósitos transaccionales caen desde 2013, acelerándose la caída desde 2018, alcanzando ratios de 6,2% y 5,5% del PBI en la actualidad, respectivamente (al 15/10).

Sin embargo, los plazos fijos se mantuvieron menos volátiles, con un período de clara expansión desde 2016, cuando se implementó una política monetaria de tasa de interés real positiva.

Si bien los niveles son relativamente bajos en la actualidad, tanto en la comparación histórica reciente como con otros países de la región, aún pueden generar inestabilidad adicional.

Tomando dos situaciones extremas, tanto de estabilidad como fue la convertibilidad o de colapso de la demanda de dinero como fue la hiperinflación de 1989, la relación base monetaria / PBI fue más baja que el 6,2% actual.

En el primer caso fue 5,1% promedio –y plazos fijos privados 3,3% contra 5,5% actual-, mientras que en la hiper de 1989 registró un promedio anual de 2,6% del PBI –y plazos fijos privados 4,2%.

En el corto plazo, desde las PASO los depósitos a plazo fijos privados en pesos se redujeron 10,3% (al 15/10), que se transforma en caída de 19% si no se consideran los intereses devengados capitalizados en esos dos meses.

Más aún, suponiendo una inflación acumulada del 11,2% en ese período, la caída del 19% se transforma en una del 27%, una disminución más en línea con el comportamiento de los depósitos privados en USD, que llevan acumulada una caída del 35,3% en el período.

Si bien el stock de Leliqs en el mismo período cayó 12%, al incluir los pases pasivos la caída se reduce al 1,3%.

Es relevante la decisión de los bancos de privilegiar la liquidez en el contexto actual de evolución de depósitos e incertidumbre sobre el tratamiento futuro que puedan tener esos instrumentos.

El cepo cambiario vigente desde el 2/9 está poniendo algún freno al proceso de dolarización dado el contexto actual de incertidumbre, en parte porque impacta fuertemente en las personas jurídicas y probablemente por cambios en la conformación de la demanda de dinero durante los últimos años.

En síntesis, la cantidad de dinero y el tamaño de los depósitos privados actuales son relativamente bajos comparados con la historia reciente, pero ello por sí no asegura que en un escenario de mayor incertidumbre que el actual y sin rápidas propuestas del ganador de las próximas elecciones para enfrentar la situación, se reduzcan aún más con impacto en la pérdida de reservas y en los tipos de cambio “libres”.

Share.

Comments are closed.