Bancos 100% digitales en la Argentina, el inicio de una nueva época

0

Ofrecer una mejor experiencia a los clientes es el leitmotiv de estas nuevas entidades. Servicio 24 horas y baja de costos, las claves. Wilobank y Brubank, los pioneros, pero se prepara Open Bank de Santander.

La banca 100% digital, prescindiendo de sucursales y completamente enfocada en un nuevo paradigma de clientes mucho más demandantes y, en cierta medida, desilusionados de los bancos tradicionales, llegó a la Argentina. El 2018 fue el año del comienzo de una nueva historia para los servicios financieros.

No son las ya conocidas fintech, que de alguna manera ya abundan en el mercado local, sino que esta clase de bancos (con todos los requisitos regulatorios que imparte el Banco Central) hicieron pie en el mercado local.

La principal ventaja de esta nueva casta de bancos es cómo operan: son completamente digitales, esto quiere decir que el usuario o cliente no debe acercarse a una sucursal física para darse de alta ni operar. Por lo general, los requisitos para acceder a estos bancos 100% digitales son muy básicos: cualquier persona mayor de 18 años, con un DNI y desde su smartphone o tablet se puede hacer cliente con sólo descargar la aplicación gratuita que se encuentra en Google Play Store o App Store. Pero la idea es siempre la misma: ofrecer un servicio que la banca tradicional no está explotando.

En la Argentina, que es un mercado incipiente, hubo quien fue el pionero: Wilobank, la nueva estrella de la Corporación América, de Eduardo Eurnekian, ya logró posicionarse en el mercado financiero y seducir a más de 20.000 clientes.

“Buscamos crear un banco que sea totalmente digital, ágil, moderno, sin papeleo, pero además decidimos dar un plus, que nos diferencie aún más de la banca tradicional, y fue entonces que comenzamos a pagar el 25% de interés anual sobre los saldos diarios de la caja de ahorro”, explicó Guillermo Francos, presidente de Wilobank.

La entidad proyecta un portafolio de 35.000 clientes para diciembre de este año y entre 150.000 y 170.000 para finales de 2019, según pronosticó Francos.

Parte del éxito de Wilobank es su agilidad, además de haber sido el primero en recibir la aprobación del Banco Central para operar. Cuentan en la entidad que el tiempo estimado de apertura de cuenta es entre 5 y 10 minutos, y permite acceder a una caja de ahorro en pesos y dólares, y a una tarjeta de débito Mastercard internacional, sin costos de otorgamiento, mantenimiento y cancelación.

Wilobank opera a través de la Red Link, lo que le permite transaccionar con dinero físico. También utiliza Valepei para realizar pagos, siempre a costo cero.

“Además, y de acuerdo al resultado del análisis crediticio que se realiza durante la apertura de la cuenta, el cliente tiene disponible una tarjeta de crédito y préstamo personal desde $5.000 a $100.000. Todos los productos cuentan con tecnología contactless, una nueva modalidad de pago que se impone cada vez más en el resto del mundo”, afirman desde Wilobank.

La entidad 100% digital además comenzó a ampliar su base de negocios mediante la firma de un convenio con la Sociedad de Garantías Recíprocas (SGR) Garantizar, que le permitirá lanzar una línea de créditos para monotributistas.

El convenio brindará más posibilidades de acceso al crédito para los monotributistas que concreten un aval de la SGR, posibilitará la baja de tasas, agilizará todo el proceso de efectivización y evitará las demoras que generalmente se producen en la banca tradicional.

Otro referente del sistema financiero tradicional tal como lo fue Francos (expresidente del Banco Provincia) es Juan Bruchou, el histórico banquero del Citi. También apostó por las nuevas tecnologías y lanzó su propia entidad, también 100% digital y sólo a través de un smartphone: Brubank.

A finales de agosto de este año recibió la aprobación del BCRA para operar. “Después de 28 años en el mercado argentino me di cuenta de que cuando empecé y cuando terminé, el nivel de bancarización es bastante similar y la satisfacción de los clientes con los bancos es baja”, explicó el ex hombre fuerte del Citi.

La idea de Bruchou fue crear desde cero un banco. No quiso comprar “enlatados” o sistemas ya utilizados en otros bancos. Lo que se buscó fue hacer todo a medida de Brubank. “Queríamos hacer un banco diferente”, recuerda.

“Nos empezamos preguntando cómo querían los clientes que fuera este banco. Les preguntamos qué cosas no querían. Y con eso y la tecnología como algo central empezamos a armar este banco digital”, afirma Bruchou.

Todos los sistemas y la tecnología que utilizará Brubank es “home made”. O sea, es completamente original. “La intención de esta nueva entidad era empezar de cero con nuestra propia tecnología. Desarrollamos todo nosotros y trajimos nada de afuera. Todo fue armado por el equipo”, remarca su presidente.

Brubank se enfocará en captar depósitos, se podrán hacer transferencias, utilizar tarjetas de débito, realizar plazos fijos, caja de ahorro, y tendrán o trabajarán con fondos comunes. “No le vamos a dar al público algo que no necesita. Y el concepto es que no cobramos por algo transaccional. A lo sumo que saques un préstamo no vas a pagar nada”, dicen.

Brubank tendrá algunas particularidades. Por ejemplo: no tendrá página web, sino que se operará exclusivamente a través de la app (aplicación móvil). Tampoco ofrecerá chequeras, todos los pagos tendrán que realizarse directamente por transferencia electrónica a partir de la caja de ahorro. Y no le ofrecerán al cliente tarjeta de crédito, sólo de débito. Luego es el propio banco el que ofrecerá financiar los pagos correspondientes.

La avanzada española

Pero no sólo los exbanqueros salieron al ruedo con nuevas plataformas. La banca tradicional también salió a competirles. Ese es el caso de Open Bank, la entidad 100% online que maneja Santander Río y que ya está presente en España. El banco está trabajando para abrir sus operaciones en la Argentina en 2019. El trámite está para aprobación en el BCRA y se cree que podría ver la luz a mediados del año próximo. “Aspiramos a ser el mejor banco digital de la Argentina”, dicen desde la filial local del Santander.

Si bien todavía no están operando, esperan poder reeditar lo que sucede actualmente en Europa con Open Bank. Cuenta con más de un millón de clientes en España y atención las 24 horas. Los clientes de Open Bank en España pueden operar en más de 25 mercados en tiempo real y con más de mil fondos y ETFs. El número uno a nivel global es Ezequiel Szafir (argentino, que reside en España), quien se desempeña como el CEO Global de Open Bank (antes vicepresidente de Amazon Europa).

Y el encargado de las operaciones a nivel local será Federico Procaccini, con muchos pergaminos en el sector tecnológico: fue CEO de Google Argentina, Gerente de Desarrollo de Negocios para MercadoPago y luego se desempeñó como Director General de MercadoLibre para Argentina y resto de Latinoamérica.

Finalmente, el cuarto integrante de este batallón de nuevos jugadores en la era de la banca digital es Naranja, del Grupo Financiero Galicia. A mediados de año anunció a la Bolsa de Comercio porteña que avanzaba en la constitución de una nueva entidad: Naranja Digital Compañía Financiera. De esta forma, la entidad que preside Eduardo Escasany se suma a la gran disputa de los bancos 100% online, aprovechando la gran presencia regional que hoy tiene tarjeta Naranja.

Según se detalló en la carta enviada a la Bolsa, ya comenzaron los trámites para conseguir la aprobación ante el Banco Central. La nueva compañía tendrá como objetivo “la bancarización de una importante porción de la población, simplificar la operatoria y mejorar la experiencia de los usuarios, permitiéndoles efectuar pagos, ahorros y demás operaciones financieras utilizando computadoras y dispositivos móviles”. De esta forma, Galicia se sube al ring para pelearles a los bancos digitales que ya comenzaron a operar y los que están por venir.

CASOS

Wilobank

De la mano de Guillermo Francos, en junio comenzó a operar el primer banco 100% digital de la Argentina. La entidad de Eduardo Eurnekian llegaría a los 35.000 clientes, pero proyectan llegar a 170.000 en un año. Se presentan como un banco “low cost” y pagan 25% por los depósitos en caja de ahorro. La tecnología fue tercerizada básicamente en los servicios de Indra. La apertura de cuentas lleva menos de diez minutos y el “on boarding” es completamente digital.

Brubank

Ya está en la etapa final de prueba, con el esquema de “friends and family”. Su CEO, Juan Bruchou, ex número uno del Citi, optó por desarrollar toda la tecnología puertas adentro. Así, asegura, ganan en flexibilidad y se adaptan mejor a los cambios que habrá que ir adoptando. Una de las novedades que traerá este nuevo banco digital es que no tendrá sitio web, sino que se operará exclusivamente a través de la app. Además, sólo ofrecerá tarjetas de débito a sus clientes y luego el banco ofrecerá financiar las compras. Y sólo habrá caja de ahorro para transferencias, por lo que no operará con chequeras.

Open Bank

Es el banco online que el grupo español Santander estará inaugurando en la Argentina en 2019, luego de una exitosa experiencia en España. Para llevar adelante el proyecto contrataron al ex número uno de Google en la Argentina, Federico Procaccini. En España, los clientes pueden operar en más de 25 mercados en tiempo real y con más de mil fondos y ETFs. El número uno a nivel global es Ezequiel Szafir, un argentino que reside en España.

Naranja Digital

Será el banco digital del grupo Galicia, según adelantaron en una carta a la Bolsa de Comercio hace un par de meses. Por el momento, la apuesta del banco es a través de Move, una plataforma 100% digital para atraer clientes, especialmente jóvenes. Pero ahora la idea sería apalancarse en el fuerte negocio de tarjetas regionales que posee la entidad (Naranja, Nevada, y otras) para ofrecer nuevos servicios financieros. Por ahora no hay mayores detalles de la iniciativa.

Share.

Comments are closed.