Bonus Track: los tres activos favoritos de Cristian Brau (Grupo SBS)

0
El especialista seleccionó tanto instrumentos locales, a partir de un contexto de mayor estabilidad cambiaría.
En estas últimas tres semanas se inició un proceso que está reacomodando las expectativas sobre el camino a transitar de acá a las elecciones, tal como lo hizo el shock de octubre pasado sobre lo visto durante el verano. El factor más destable de este proceso, a nuestro juicio, son los grados de libertad que ganó (y comenzó a usar) el gobierno como resultado de una mayor cantidad (esperada) de dólares provenientes de la cosecha y de la potencial entrada de Derechos Especiales de Giro (DEG) por parte del FMI.
La expectativa de una mayor cantidad de dólares diluyó la probabilidad de ver un acuerdo con el FMI antes de las elecciones. Por otro lado, allanó el camino en el frente cambiario, probablemente, hasta fin de año. De esta forma, el principal escoyo de corto plazo quedó representado por la dinámica de precios.   Sin el FMI en el corto plazo y por tanto sin un programa integral monetario y fiscal, los activos de mayor riesgo argentino, bonos y acciones, respondieron como era esperable en este contexto reflejando así, lo relevante que es para economías emergentes el rol de las expectativas.
En el mercado local, los activos asociados al tipo de cambio oficial, sea Rofex o bonos, y los bonos cer se movieron acorde a una expectativa de mayor apreciación en el tipo de cambio real bilateral.
Bonos Dólar. Creemos que este segmento refleja en sus cotizaciones de una manera adecuada los riesgos de nuestra macroeconomía. Por lo anterior, la posibilidad de capturar sorpresas positivas es atractiva. Con menor upside de capital, pero con mejor devengamiento de intereses, los bonos corporativos complementan de manera adecuada la posición en soberanos. En este sentido, recomendamos nuestro fondo SBS Renta Dólar.
Acciones. Vemos valor en compañías con negocios asociados a la economía real y en algunas compañías puntuales de energía. Este activo no es una inversión de largo plazo como en otros países, sino más bien, una historia de riesgo país. Al igual que en el caso de los bonos, vemos que sus cotizaciones reflejan un escenario pesimista a partir de una macroeconomía con muchos desequilibrios y pocas anclas de mediano plazo. En este sentido, y por esa necesidad constante de rebalanceo, nuestro fondo SBS Acciones se caracteriza por tomar apuestas direccionales hacia sectores atractivos como economía real (LOMA/TXAR) o bien nombres atractivos dentro de sectores desafiantes (PAMPA).
Pesos. 2021 será, al menos hasta octubre, una historia de apreciación real de tipo de cambio. Esta visión abre la puerta a oportunidades en pesos. Pesos cortos. Las últimas dos semanas dejaron en claro que el tramo largo CER, si bien resulta atractivo por ofrecer tasas reales positivas, no está libre de riesgo de corto plazo. Asimismo, la dinámica de alta inflación puede enfriarse entrado el 2T21 de la mano de mayor apreciación real del tipo de cambio y de menores tarifas. Con todo, las oportunidades en pesos están presentes, pero es necesaria la flexibilidad para moverse de un segmento de pesos a otro. En este sentido el SBS Renta Pesos, ofrece esa versatilidad se mueve sin restricciones entre curvas CER, Nominales o Dólar Linked según el contexto.

Share.

Comments are closed.