Bonus Track: los tres activos favoritos elegidos por Juan Manuel Pazos (TPCG)

0

El economista jefe de una de las sociedades de Bolsa con mayor llegada a inversores extranjeros optó por una serie de bonos locales (soberanos, provinciales y corporativos), luego del castigo de las últimas semanas.

Los activos argentinos se han visto fuertmente castigado en las últimas semanas. La perspectiva de que no haya un acuerdo con el FMI en 2021, el giro del gobierno hacia el Kirchnerismo tanto en términos políticos como económicos han desplomado los precios de la curva soberana a valores similares a los de antes de la restructuración del año pasado. No obstante, nos queda la sensación que los bonos ya descuentan muchas de las malas noticias que vienen por delante y que hay valor en la curva argentina si uno la mira con un horizonte de inversión más allá de final de 2021. Los siguientes son tres de los activos domésticos que nos parece que debieran ofrecer un upside atractivo en los próximos meses.

Bono Global de la República Argentina 2035 (GD35): Los precios en la parte larga de la curva soberana rompieron la barrera de los USD30 esta semana. Los precios actuales son consistentes con una expectativa de que la Argentina se encamina a una nueva restructuración en 2025, con valores de recupero del orden de USD25. En nuestra opinión, estas valuaciones ya incorporan mucho de las malas noticias que hemos estado viendo y muy poco de la perspectiva de menores tensiones cambiarias de la mano del ingreso de dólares del agro y del inevitable arreglo con el FMI en 2022. En ese contexto, creemos que a estos niveles debiéramos empezar a ver algo más de soporte en la curva soberana. Elegimos el GD35 porque es el punto de entrada más barato a la curva, con un precio determinado casi enteramente por su valor de recupero, lo que subestima el valor a recibir por el flujo de cupones de aquí a 2024.

Bono Global de la Ciudad de Buenos Aires 2027 (BueAir27). Los fundamentos de la Ciudad de Buenos Aires se sostienen entre los mejores del espacio provincial argentino y ampliamente mejores a los del soberano. Pese al recorte de fondos coparticipables, los ingresos de CABA vienen comportándose mejor a lo esperado, contribuyendo a una importante recuperación del equilibrio fiscal tras un año 2020 muy complicado. Adicionalmente, tras el pago del BueAir21, el perfil de pagos de CABA quedo prácticamente liberado hasta 2024 y la caja de la Ciudad luce sumamente robusta para hacerle frente. En nuestra opinión, el BueAir27 es una de las pocas historias creíbles de pull to par entre el riesgo argentino.

Boncer24 (TX24) y Boncer26 (TX26): La tasa de inflación de febrero se ubicó en 3.6% mensual y la perspectiva es que en marzo volvería a 4% mensual. El proceso de inflación núcleo continúa acelerándose y la estrategia oficial de reprimir la inflación pisando los precios regulados está comenzando a perder eficiencia. El anuncio de que YPF ajustaría los combustibles 15% en los próximos meses (18% si incluimos cambios impositivos), mas el ajuste del orden de 10% de las tarifas de luz y gas natural aceleraría el componente regulado del IPC entre 100 y 150bp por mes. En ese contexto, vemos que el pico de inflación será mucho más persistente de lo que sería consistentes con las valuaciones actuales de la curva de CER, favoreciendo un posicionamiento en activos indexados. Adicionalmente, los precios de CER se vieron golpeados esta semana por el rumor de un cambio en la metodología del IPC en 2022. En nuestra opinión, una nueva base del PBI y del IPC debieran ser el resultado lógico tras la finalización del Censo Económico y la ENGHO. Estas actualizaciones metodológicas son algo natural y no debieran implicar el riesgo de una manipulación de las estadísticas públicas como las que sufrimos entre 2007 y 2015.

Share.

Comments are closed.