Cuenta DNI alcanzó 1,6 millones de usuarios y solo la mitad son beneficiarios IFE

0

En un exclusivo webinar organizado en el marco del ciclo #NuevoDinero2020, ejecutivos del Banco Provincia, Veritran y Red Link analizaron este exitoso caso de inclusión financiera digital. El evento completo aquí.

Cuenta DNI, la billetera 100% digital y gratuita que relanzó Banco Provincia en plena cuarentena, superó 1,6 millones de usuarios y solo la mitad de ellos son beneficiarios del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), anunció Silvia Carusso, subgerente general de inteligencia comercial de la entidad, durante el quinto webinar del ciclo #NuevoDinero2020, “Cuenta DNI: un caso testigo de inclusión financiera desde la banca pública”, realizado el pasado 1° de julio.

“Producto del aislamiento social, preventivo y obligatorio, más el rol social que cumple el banco, direccionamos todos nuestros esfuerzos en pos de acercar a todas y todos los bonaerenses una solución digital que les permitiese no solo evitar la concurrencia de manera masiva a nuestras sucursales, sino también fomentar la educación financiera y lograr una verdadera inclusión social”, completó la funcionaria.

Del seminario virtual participaron también Daniel Tokman, asesor del Directorio de Banco Provincia; Marcelo González, CEO de Veritran; y Gustavo Valdemoros, gerente general de Red Link. La charla fue moderada por Pablo Wende, editor de Road Show.

Carusso explicó que, con el acompañamiento de socios estratégicos como Veritran y Red Link, el banco decidió relanzar en abril la aplicación móvil, que estaba funcionando en un “ecosistema cerrado y de prueba en familia”.

“Vimos el potencial que tenía la herramienta, y decidimos sacarla del ecosistema cerrado, porque hasta ese momento sólo funcionaba entre personas que tuvieran una Cuenta DNI. Pero la potenciamos con nuevas funcionalidades, mejorando a su vez todo el proceso de enrolamiento e incorporando la modalidad de pago con QR en comercios”, complementó Daniel Tokman.

“La billetera digital viene a dar respuesta a gente que nunca había sido bancarizada. En la aplicación tienen acceso a una caja de ahorros y a una tarjeta de débito sin costo”, describió Silvia Carusso.

Hasta el 29 de junio, los clientes de Cuenta DNI eran exactamente 1.606.297, cuando al 7 de abril la cifra era de apenas 50.344. El 50,9% del total es beneficiario IFE, y 210.000 están emplazados fuera de la provincia de Buenos Aires (un 13,07%). Casi un 5% de sus usuarios son de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

“La aceptación es muy pareja en términos de género –indicó la subgerente general de inteligencia comercial de la entidad-; el 67% se hizo cliente del banco a través de este producto, y en cuanto al rango etario, alrededor del 62% de los usuarios de Cuenta DNI son menores de 35 años. Para el banco, esto es un cambio de paradigma; un 20% tiene entre 18 y 20 años”.

A su vez, cerca de 20.000 comercios con terminales Posnet ya adoptaron esta nueva forma de transaccionar, y son 56 mil los negocios que acreditan sus ventas a través de la aplicación, con una comisión mínima, disponibilidad inmediata de fondos y la posibilidad de efectuar cobros a distancia o de manera presencial pero sin contacto.

Carusso anunció que están trabajando para incorporar nuevas funcionalidades. Por ejemplo, con Prisma incorporarían tarjetas de crédito y también para pagar impuestos y servicios. Además, contó que durante la cuarentena hicieron promociones, como 25% de descuento en recarga de SUBE y celulares, y 20% para clientes IFE en supermercados.

Por su parte, Tokman añadió que dentro de Cuenta DNI, “se puede hacer un usuario de homebanking y acceder así al abanico de servicios financieros que estamos ofreciendo en el banco”, como por ejemplo, microcréditos.

Cuenta DNI permite realizar múltiples operaciones desde el celular, con un control total por parte del usuario. En cuanto sus funcionalidades, además de poder enviar y solicitar dinero a otros usuarios y a otros bancos con acreditación inmediata, también permite extraer dinero en efectivo generando una orden de extracción (sin necesidad de tarjetas plásticas), pagar en comercios a través de código QR o Cuenta DNI, así como realizar recargas de la tarjeta SUBE y de líneas de teléfonos celulares.

El proceso de apertura es totalmente digital y solo lleva unos minutos. La identidad de los clientes es validada por el Registro Nacional de las Personas (RENAPER) utilizando el reconocimiento biométrico.

“La demanda fue enorme; hubo que salir con mucha pasión a adecuar todos los sistemas porque explotaban: se triplicaban los volúmenes y en algunos casos se multiplicaban por cuatro, en todas las instituciones financieras”, señaló Marcelo González, CEO de Veritran, a la hora de explicar cómo afectó la pandemia del coronavirus al sistema financiero no solo de Argentina, sino de toda la región.

“Realmente es increíble cómo se suma y se adapta la gente rápidamente: se logran ratios de satisfacción muy altos entre la gente que nunca tuvo una cuenta o acceso al banco, y a través de las aplicaciones sienten que tienen una cuenta bancaria y la posibilidad de interactuar con el sistema financiero para resolver temas diarios, como pagar y recibir dinero”, añadió el ejecutivo.

Veritran trabaja por la inclusión financiera por ejemplo en Chile, con Banco Estado, donde la aplicación tiene más de 6 millones de usuarios. También está presente en Estados Unidos y España.

Por su parte, Gustavo Valdemoros, gerente general de Red Link, aseguró que “la pandemia nos puso en una exigencia impensada”. La empresa trabajó “de un día para el otro” en remoto para una operación que llegó a tener, en algunos días pico, 50 millones de transacciones diarias. “Nueve de los diez días de picos históricos de uso de la red fueron durante la pandemia”, agregó.

“El crecimiento fue realmente exponencial, y hubo un trasvasamiento de transacciones de canales presenciales a virtuales. En diciembre de 2019, el volumen de transacciones de billeteras o productos móviles no llegaba al 15%, y hoy está en un valor del 35% de las transacciones totales de la red. Con lo cual, la apropiación por parte de los consumidores de los medios digitales fue realmente dramática”, describió.

“Fue un acelerador a fondo en los últimos meses, que trasvasó el volumen transaccional de canales. Si bien se venía produciendo un incremento en los canales digitales puros, el canal móvil se multiplicó por 500”, concluyó Valdemoros.

Share.

Comments are closed.