El papel transformador del CFO en la era post-COVID 19

0

Las responsabilidades de los CFO se han incrementado en los últimos años y esta tendencia se ha acelerado debido a las interrupciones causadas por la pandemia de COVID-19.  Por Mauro Lestrange, Managing Partner en DNA Group.

El papel del director financiero en la actualidad incluye no solo actividades financieras, contables, presentación de informes de gestión tradicionales, sino también aspectos de gestión de riesgos, análisis, generación de valor agregado e impulsar la transformación digital alineado a la estrategia de la compañía.

Además, pudimos ver como la pandemia ha obligado a muchos altos ejecutivos, incluidos los directores financieros, a colocar la salud y el bienestar de los empleados en lo más alto de la lista de prioridades. Esto no es solo una preocupación de recursos humanos, es importante que todos los líderes se involucren de manera proactiva con sus equipos.

Podemos ver también que la pandemia ha provocado que muchos ejecutivos financieros prioricen la construcción de relaciones más profundas y proporcionen una comunicación proactiva con todas las partes interesadas clave de una organización, incluyendo inversores, socios, clientes, proveedores y colaboradores. La pandemia introdujo incertidumbre en las perspectivas del negocio, y estas relaciones fueron fundamentales para garantizar que pudieran maniobrar con éxito a través de un panorama en constante cambio.

En la actualidad, se espera que los directores financieros desempeñen un papel más estratégico en sus organizaciones, trabajando más de cerca e interactuando con diferentes departamentos para comprender sus prioridades y desarrollar planes basados en varios escenarios financieros dado el contexto de incertidumbre.

Muchos ejecutivos de las finanzas solían pensar que las finanzas, la contabilidad, la planificación y análisis financiero, debían realizarse únicamente de manera presencial para ser eficientes, pero el trabajo virtual durante la pandemia demostró que las tareas pueden ser increíblemente eficaz en un entorno remoto.

En los últimos 12 meses, muchos directores ejecutivos se han centrado casi exclusivamente en objetivos de corto plazo, resolviendo temas de liquidez, inversión de capital o fusiones/adquisiciones y administración de costos. La mayoría de las empresas han eliminado por completo los viajes y una gran cantidad de gastos. Como ejemplo podemos mencionar que los CFO deben tomar decisiones relacionadas con real estate, donde deben tomar medidas para planificar y justificar los costos de oficinas de sus colaboradores en un esquema de trabajo virtual.

Las organizaciones que normalmente realizaban la planificación estratégica y financiera como un ejercicio anual hacia el final de su año fiscal, se han visto obligadas a cambiar. Dado el ritmo de cambios y desafíos de los últimos meses, el ciclo de planificación es ahora un proceso continuo en la mayoría de las organizaciones. Es decir, ya no serán suficientes los informes anuales o trimestrales, sino que habrá que adoptar un enfoque de planificación continua que permita que el equipo de finanzas sea más ágil y adaptable.

Es por esto que podemos concluir que la pandemia ha cambiado su función de varias maneras, incluyendo una mayor necesidad de ser ágiles y adaptarse a la nueva normalidad.

Share.

Comments are closed.