Golpazo a la economía en marzo, pero abril fue mucho peor: -21%

0

La construcción, hoteles y restaurantes, y la industria manufacturera fueron los más afectados en el arranque de la cuarentena. La “buena” noticia es que en mayo empezará a verse un leve repunte a partir de la mayor flexiblidad.

 

Las restricciones globales a la circulación de las personas con el objetivo de mitigar la pandemia de la COVID-19 afectan a un conjunto significativo de actividades económicas en todos los países. El estimador mensual de actividad económica (EMAE) exhibió, en marzo, una caída de 11,5% con relación a igual mes de 2019, y de 9,8% con respecto a febrero en su medición desestacionalizada. En el primer trimestre del año, la caída fue de 5,4% respecto al mismo período de 2019.

Catorce de los 15 sectores de actividad –detalló el INDEC- mostraron caídas en marzo en la comparación interanual. Los de mayor incidencia negativa fueron Industria manufacturera (-15,5% interanual) y Construcción (-46,5%), que explican en conjunto un tercio de la retracción del nivel general. En tanto, el sector “Electricidad, gas y agua” (6,7%) mostró una suba en la comparación interanual.

Estos números, sin embargo, son bastante mejores que los esperados para abril. Según estimaciones privadas, la caída de la actividad económica se habría profundizado a nada menos que 21%, un nivel récord, incluso peor que diciembre de 2001. Está relacionado con la peor parte de la cuarentena, con casi el 75% del comercio minorista cerrado y lo mismo sucedió con las industrias, con las excepciones ya conocidas del rubro alimenticio y el relacionado con la salud.

Las proyecciones “optimistas” para el 2020 sitúan la caída del PBI en alrededor de 8% (similar a lo sucedido en la crisis del 2002), pero otros piensan que podría profundizarse a más del 10%. La extensión de la cuarentena y las dificultades para ir a una situación de “nueva normalidad” complican todavía más el panorama. Hay sectores que siguen trabajando en niveles mínimos o nulos, como sucede con hoteles, restaurantes o shoppings.

Por supuesto las señales que se den a partir de ahora también serán importantes, en relación a los niveles de confianza. La posibilidad de cerrar un acuerdo por la deuda aún cayendo mañana en default será fundamental en ese sentido.

 

Share.

Comments are closed.