Guzmán endureció su postura con los bonistas antes de arrancar la renegociación de la deuda

0

Aprovechó su presentación en el Congreso para advertir que la Argentina no tiene recursos para pagar. No habría equilibrio fiscal hasta 2023 y proyecta un crecimiento de sólo 2%.

Martín Guzmán mostró las primeras cartas en torno a la renegociación de la deuda, aunque sin dar precisiones sobre la oferta que presentará ante los acreedores. Por lo pronto, explicó que no es posible realizar un ajuste fiscal en medio de la recesión. “Lo intentó el último gobierno y fracasó”, explicó. Por lo tanto, según las proyecciones del ministro de Economía recién se alcanzaría el equilibrio fiscal en 2023. Además, habló de un crecimiento que podría llegar al 2% anual en los próximos años.

Con estos números, el ministro de Economía empieza a marcar el terreno de lo que será la renegociación de la deuda. Su exposición permite proyectar que el el “período de gracia” para volver a pagar será extenso. Si la Argentina no consigue ahorrar no tendría los recursos para enfrentar los futuros vencimientos. Ya en la previa a asumir en su cargo, Guzmán venía hablando de un tiempo de espera de tres años para volver a pagar. “Los bonistas se van a ver frustrados”, agregó ante los legisladores.

Ahora resta esperar el impacto del mensaje del ministro en los mercados. Pero se vislumbra un primer efecto negativo sobre el precio de los bonos. La dureza mostrada por el funcionario presagia una larga negociación con los acreedores, que difícilmente culmine antes del 31 de marzo, fecha límite que se impuso el Gobierno para la negociación.
Los bonos ya venían golpeados en los últimos días, luego de la decisión del Gobierno de reperfilar el vencimiento del Bono Dual. Ahora podrían sufrir un nuevo impacto.

Share.

Comments are closed.