Indice Prisma: las tarjetas de débito ya le discuten el liderazgo a las de crédito

0

En el primer trimestre representaron el 46% del volumen de compra con plástico y creció 8 puntos interanuales. ¿Reemplazo de efectivo o efecto de la crisis económica?

La tarjeta de débito se afianza como medio de pago de los argentinos. Así surge del último relevamiento efectuado por el Indice Prisma, que muestra un fuerte incremento en su uso: en el universo de los plásticos el volumen representó el 46% del total, lo que representa un incremento de 8 puntos porcentuales en relación al primer trimestre del año pasado.

El otro dato clave es que ese incremento fue en desmedro de la tarjeta de crédito, cuyo uso pasó del 58,5% del volumen total de transacciones con plástico a sólo 51%. El resto correspondió a las prepagas, que mordieron el 2,88% del mercado sin grandes variaciones en relación a un año atrás. Allí entran la tarjeta Alimentar y las emitidas por las billeteras digitales como Ualá.

“La irrupción de la pandemia catapultó el uso de la tarjeta de débito, que creció 33% en la comparación anual, ganándole espacio al efectivo, comentó Julián Ballarino, Head de Relaciones Institucionales de Prisma Medios de Pago.

El incremento del volumen de tarjetas de débito fue de 33% interanual. Sin embargo, la cifra sigue por debajo de la inflación acumulada, que a marzo llegó al 42%. Por eso, otra manera de leer los cambios que se produjeron durante el año está relacionado con el efecto de la crisis económica. En ese sentido, más gente se vio obligada a usar la tarjeta de débito al quedarse sin espacio en la de crédito.

En cuanto a la variación de tarjetas activas con transacciones (fueron

utilizadas al menos una vez en los últimos 3 meses), el ejecutivo comentó que “la

tarjeta de débito tuvo un crecimiento interanual a pesar de su caída versus el trimestre

anterior, mientras que la cantidad de tarjeta de crédito activas se redujo

interanualmente pese a un leve repunte respecto al último trimestre”.

Aunque no surge de los datos que divulga el Indice Prisma, el aumento del débito viene de la mano también del uso de billeteras digitales y mecanismos de pago como el código QR.

 

 

 

 

 

Share.

Comments are closed.