Intervenciones del Central: advierten que puede regresar el atraso cambiario

0

Un informe de FyE Consult plantea el riesgo de la represión de precios. Estima que la entidad mantendrá sin cambios la tasa de política monetaria.

Un informe de FyC Consult, que dirige Hernán Hirsch advirtió que la intervención cambiaria del Banco Central tiene riesgos de represión de precios.

A continuación, un punteo de los principales puntos del documento:

1- Como el Banco Central considera que “el actual sesgo de su política es adecuado” y que ajustará su tasa de política monetaria si la inflación no “desciende al sendero buscado una vez concluido el impacto de la suba de tarifas y del dólar”, todo parece indicar que:

a. Hoy mantendrá la tasa de interés de pases de política monetaria en 27.25%.

b.  Y, de ser necesario, continuará interviniendo en el mercado de cambios para mantener estable el valor del peso y minimizar el impacto en precios de la reciente devaluación del peso.

2 – Si además como señala el propio BCRA “el nivel relativamente elevado del tipo de cambio real y la propia acción del BCRA llevan a no prever, en los próximos meses, depreciaciones significativas del peso” es probable que esta estrategia de intervención cambiaria se mantenga en el corto plazo, aunque flexibilizada.

3 – Así, con esta estrategia de desinflación que utiliza al dólar como ancla, el principal riesgo de corto plazo comienza a ser el potencial retraso del dólar, que se reflejaría en un aumento de la brecha entre: (i) el valor del dólar que surgiría de la libre interacción entre la oferta y la demanda; y (ii) valor del dólar de intervención cambiaria del BCRA.

En particular, porque una vez que se desacopla el valor del dólar “de mercado” y el “de intervención”, el temor de las propias autoridades económicas a sincerar el precio del dólar es creciente producto de su potencial impacto inflacionario: podría ser mayor a medida que transcurre el tiempo.

4 – En la práctica, este riesgo podría ser mayor si las presiones inflacionarias no descendieran en línea con lo esperado por el propio BCRA una vez que culmine el impacto de la suba de tarifas y del dólar, y no se produjera algún evento que haga que dicha brecha disminuya (por ejemplo, una caída de la tasa de EE.UU.). En tal caso, las autoridades se verían obligadas a decidir entre:

a. Sincerar el valor del dólar con el consiguiente impacto inflacionario.

b. Mantener la política de intervención cambiaria con el consiguiente riesgo de que se amplíe la brecha entre el valor del dólar “de mercado” y el “de intervención” del BCRA, y el costo de sincerar sea mayor en el tiempo.

5 En base a nuestro modelo de arbitraje financiero, esta brecha entre el valor del dólar “de mercado” y el “de intervención” es hoy del 2.7%, con:

a. Un valor de intervención de 20.21 $/u$s, al cual le correspondería un dólar de equilibrio de mercado estimado en 20.76 $/u$s (para el dólar mayorista “3500”).

b. Un potencial incremento de las presiones inflacionarias por “inflación reprimida” de 0.67% en dos meses y un total de 0.95% en cuatro meses.

6 – Como señal crucial respecto de la dirección de la política económica, habrá que monitorear si YPF decide o no acompañar la suba de combustibles de 4.5/6% realizada durante la semana pasada por las principales empresas privadas del sector.

En caso de postergarse tal suba de combustibles, el cambio reciente de autoridades en YPF sería indicativo de un cambio en la política económica, de ingresos y de tarifas, con un riesgo elevado de “inflación reprimida”.

Share.

Comments are closed.