Inversiones de calidad: los clásicos no pasan de moda

0

En la famosa fábula es la tortuga la que gana la carrera frente a la liebre gracias a su performance lenta pero constante. En los mercados financieros muchas veces sucede lo mismo, las compañías sólidas, estables, y seguras, pueden ofrecer retornos por encima de las expectativas al generar valor para los accionistas en forma consistente y a largo plazo. Por Andrés Cardenal

Empresas como Coca-Cola (KO), Procter & Gamble (PG), Wal-Mart (WMT), PepsiCo (PEP) y Colgate-Palmolive (CL) no son precisamente negocios con un potencial de crecimiento explosivo a corto plazo. Al tratarse de compañías líderes en industrias maduras, no resulta sencillo para ellas encontrar nuevas oportunidades de expansión que sean lo suficientemente grandes para mover la aguja desde el punto de vista de la performance financiera global.

Más allá de esto, la evidencia demuestra que estas compañías pueden generar retornos atractivos a lo largo de los años. Se trata de negocios que cuentan con ventajas importantes sobre la competencia en áreas como poder de marca, cadena de distribución, escala de negocios y disponibilidad de recursos financieros. Estas ventajas estratégicas les permiten producir una performance financiera estable y predecible en el tiempo, más allá de los vaivenes en el ciclo económico.

En el mismo sentido, estas firmas generan grandes sumas de efectivo excedente, lo cual les permite distribuir dividendos generosos y crecientes. Se trata de compañías que han sostenido aumentos de dividendos a lo largo de varias décadas en forma ininterrumpida, sin importar las dificultades económicas, políticas, e incluso militares que se hayan presentado. Esta trayectoria dice mucho sobre la calidad del negocio y su fortaleza financiera.

En tiempos de tasas de interés extraordinariamente bajas en todo el mundo, muchos inversionistas se vuelcan a empresas de este tipo en busca de sus sólidos dividendos. Esta característica representa un arma de doble filo, ya que en caso de que las tasas de interés suban con más fuerza que lo que anticipa el mercado, esto podría afectar negativamente la demanda por estas acciones al reducir su atractivo en comparación con otras alternativas en el mercado de renta fija.

Por otro lado, no deja de ser cierto que los inversionistas valoran la certidumbre y previsibilidad que aportan estas inversiones en un escenario económico y político permanentemente cambiante. Teniendo en cuenta sus atractivos retornos en el tiempo, así como su moderado nivel de riesgo, existen buenos motivos para pensar que estas inversiones clásicas y confiables tendrán mucho para ofrecer en los próximos años.

Siempre Coca-Cola

La gaseosa cuenta con una larga trayectoria en bolsa. Las acciones del gigante de las gaseosas cotizan en el mercado desde 1919, y han generado retornos extraordinarios a largo plazo.

Una acción de Coca-Cola tenía un precio de cerca de 40 dólares en 1919, asumiendo que un inversor hubiera sido capaz de comprar y mantener la posición, reinvirtiendo además los dividendos, esos 40 dólares se hubieran convertido en cerca de 9.8 millones de dólares actualmente.

Coca-Cola es sin lugar a dudas una de las marcas más valiosas e icónicas en la industria de consumo. Forbes la considera la cuarta marca más valiosa del mundo, detrás de Apple (AAPL), Google (GOOG) y Microsoft (MSFT), seguida por Facebook (FB) en quinto lugar. Adicionalmente, la compañía es dueña de 20 marcas diferentes con una facturación de más de 1.000 millones de dólares al año, esto incluye nombres como Coca-Cola, Coke Light, Fanta, Sprite, Powerade, Aquarius y Dasai, entre otras.

El consumo de bebidas gaseosas en mercados desarrollados se encuentra bajo presión, ya que muchos consumidores se están enfocando en alternativas más saludables, con menor contenido de calorías e ingredientes artificiales. En este contexto, Coca-Cola está apostando agresivamente a productos como aguas, jugos de frutas, té y otras categorías mejor alineadas con las tendencias de consumo en la industria.

Un dato interesante es que, si bien los volúmenes de venta están cayendo en mercados como Estados Unidos, los montos de facturación se mantienen al alza. En base a datos de Beverage Digest, las ventas de gaseosas en EEUU cayeron 1.2% durante 2016, marcando el doceavo año consecutivo con volúmenes a la baja. El consumo de gaseosa per cápita en ese país se encuentra en niveles mínimos desde 1985.

Coca-Cola ha incrementado los dividendos a lo largo de los últimos 55 años en forma ininterrumpida, esto incluye un aumento de 6% en los pagos de dividendos para 2017. Sumando las distribuciones de dividendos a partir de 2010, la compañía acumula más de 35.000 millones de dólares en pagos en efectivo.

Menos es más para Procter & Gamble

Fundada en el año 1837, ocupa una posición de liderazgo en múltiples categorías de consumo masivo a escala global. Algunas de sus marcas más populares y reconocidas incluyen nombres como Ariel, Gillette, Crest, y Pampers.

El portafolio de productos de la firma está enfocado en artículos de primera necesidad. A diferencia de lo que sucede con productos de consumo discrecional, la demanda por esta clase de ítems es relativamente estable y predecible en el tiempo, más allá de las oscilaciones en el ciclo económico. Esta estabilidad en las ventas y ganancias de la compañía le permite distribuir buena parte de sus ingresos en forma de dividendos.

Procter & Gamble cuenta con una de las trayectorias más extensas en el mercado cuando se trata de pagos de dividendos. La compañía ha distribuido dividendos crecientes en los últimos 61 años consecutivos. Para el año 2017, el management de Procter & Gamble estima que las distribuciones de efectivo alcanzarán los 22.000 millones de dólares incluyendo tanto dividendos como recompras de acciones.

La firma está encarando un proceso de reestructuración en su portafolio de marcas, buscando enfocar mejor sus recursos estratégicos, financieros, y humanos en las marcas con mayor potencial de crecimiento y rentabilidad. Procter & Gamble está vendiendo cerca de 100 marcas, aunque planea retener las 65 marcas con mayor valor agregado.

Entre las 65 marcas que no están a la venta pueden contarse 21 de ellas con una facturación anual de entre 1.000 y 10.000 millones de dólares y otras 11 marcas con una facturación de entre 500 y 1.000 millones de dólares al año.

La compañía estima que podrá reducir los costos en cerca de 10.000 millones de dólares durante los próximos años gracias a ahorros en áreas como gastos fijos, ahorro en materiales mediante mejoras en producción y diseño, e incrementos de productividad en manufactura y márketing. Si bien se trata de un objetivo ambicioso, Procter & Gamble ha alcanzado sus metas de reducciones de costos en años recientes, lo cual es un reflejo positivo al respecto de la capacidad del management para cumplir con sus promesas en temas de ahorros de costos.

En definitiva, Procter & Gamble se está convirtiendo en una compañía más ágil, dinámica y flexible. Si bien esto puede tener efectos inciertos sobre la performance financiera del negocio a corto plazo, los accionistas en la compañía podrían beneficiarse materialmente en caso de que la transformación resulte exitosa.

Wal-Mart: El gigante contraataca

El negocio de retail en todo el mundo está atravesando una profunda transformación, ya que el boom de comercio online está modificando el mapa de fuerzas en la industria. Buena parte del crecimiento en el sector proviene de las ventas online, y Amazon (AMZN) es el gran ganador en la categoría.

Los mercados financieros están reflejando esta tendencia en los precios de los activos. Amazon tiene actualmente un valor en bolsa de cerca de 428.000 millones de dólares contra una capitalización bursátil de 225.000 millones para Wal-Mart. Sin embargo, la cadena supermercadista es mucho más grande que su rival en cuanto a facturación total, las ventas de Wal-Mart para el año corriente están estimadas en 405.000 millones de dólares contra 165.200 millones en ventas estimadas para Amazon.

En relación con las ventas actuales del negocio, el mercado paga un precio considerablemente más alto por Amazon que por Wal-Mart, lo cual se explica claramente en función de que el segmento online captura la mayor parte de las ventas incrementales, por lo tanto las oportunidades de crecimiento, en la industria.

Con el objetivo de cerrar la brecha competitiva y expandir su presencia online, Wal-Mart está realizando una serie de apuestas en el sector. La compañía ha anunciado recientemente la creación de una incubadora de nuevos negocios que opera bajo el nombre de Store No. 8. El objetivo de este nuevo proyecto es explorar alternativas de crecimiento mediante innovación tecnológica, invirtiendo en áreas como inteligencia artificial, robótica, y realidad aumentada.

Wal-Mart ha realizado diversas adquisiciones en el sector de retail online durante los últimos meses. La firma compró Jet.com, una plataforma de e-commerce enfocada en productos a precios de descuento. Además, Wal-Mart adquirió Shoebuy, Moosejaw, y Modcloth, portales dedicados a calzado, indumentaria deportiva, y moda femenina respectivamente.

Desde una perspectiva más estructural, su gigantesca escala de negocios es una ventaja competitiva clave para Wal-Mart. La firma cuenta con 11,695 tiendas bajo diferentes marcas en 28 países, y brinda sus servicios a cerca de 260 millones de clientes por semana en todo el mundo.

Sus ventajas de escala le permiten a Wal-Mart negociar precios y condiciones de pago favorables con los proveedores, además de distribuir los costos fijos de operaciones en una cantidad monstruosa de ítems vendidos. La competitividad de precios es un factor determinante en el negocio de retail, y la escala de de Wal-Mart lo posiciona como un jugador único en este sentido.

Un nuevo sabor para PepsiCo

Es un jugador clave en el negocio de bebidas sin alcohol y snacks. La compañía cuenta con 22 marcas generando una facturación anual de más de 1.000 millones de dólares cada una a escala global, con nombres mundialmente reconocidos, como Pepsi, Gatorade, Tropicana, Lay´s, Dorito’s, y Quaker, entre muchos otros.

En el segmento de bebidas sin gas PepsiCo domina el mercado en Estados Unidos, con una participación por encima del 40% contra un 33% para Coca-Cola. La firma es además el líder indiscutido en snacks salados a escala internacional, y se está expandiendo rápidamente en café y té mediante alianzas con poderosas marcas como Starbucks (SBUX) y Unilever (UL), dueña de la marca Lipton.

Indra Nooyi ocupa el puesto de CEO de PepsiCo desde hace más de una década, y desde los inicios de su gestión ha liderado a la compañía en la dirección de poner el foco en la calidad nutricional de los productos. En vista de cómo ha evolucionado la demanda de los consumidores en el segmento, la apuesta de Nooyi ha sido claramente en la dirección correcta.

Hoy en día PepsiCo genera cerca de un 45% de sus ventas en base al portafolio de productos que la compañía ha caracterizado como “libre de culpa”, esto incluye alimentos y bebidas con calorías reducidas, además de snacks con menor contenido de sodio. Adicionalmente, un 27% de la facturación de PepsiCo se genera el el segmento de “nutrición diaria”, un portafolio de productos que incluye alimentos y bebidas con nutrientes positivos, como granos, frutas, vegetales, agua y té sin endulzantes.

PepsiCo ha demostrado su capacidad para distribuir dividendos en todo tipo de escenarios, la compañía ha pagado dividendos ininterrumpidos desde el año 1965. Además, PepsiCo incrementó los dividendos en los últimos 44 años, lo cual incluye un atractivo aumentó de 7% anunciado en mayo del año pasado.

Colgate-Palmolive hace sonreír a los inversionistas

Esta compañía opera en diferentes categorías de consumo masivo, como shampoo, jabón, desodorantes, y alimento para mascotas. Sin embargo, la mayor parte de las ventas y ganancias de la firma provienen del negocio de higiene dental, donde Colgate-Palmolive disfruta de una posición de liderazgo a escala internacional.

El management estima que su participación de mercado en el negocio de pasta dental asciende a 43.7% en todo el mundo, al mismo tiempo que retiene un 33% del mercado de cepillos dentales, y 42.6% en el mercado de enjuague bucal.

Colgate-Palmolive ha sido una compañía pionera en cuanto a su incursión temprana en mercados emergentes. La empresa cuenta con presencia en México y en Brasil a partir de 1925 y 1927 respectivamente, en el año 1927 ingresó en Filipinas, en 1929 en Sudáfrica, y su presencia en India data de 1937.

Gracias a esta apuesta visionaria, hoy en día más de 50% de la facturación global de Colgate-Palmolive proviene de mercados emergentes. La amplia diversificación internacional puede afectar la performance del negocio en función de las fluctuaciones del tipo de cambio en un trimestre en particular, sin embargo, la fuerte exposición a mercados emergentes también implica un potencial de crecimiento particularmente atractivo gracias a la expansión de la clase media en muchos de estos mercados.

Con el objetivo de adaptarse a las demandas de los consumidores con diferentes niveles de poder adquisitivo, la firma ha desarrollado un diverso portafolio de productos con un amplio rango de precios. Las pastas dentales de Colgate-Palmolive están disponibles en un rango que va desde los 5 centavos de dólar a 4.5 dólares por unidad.

La empresa comenzó a pagar dividendos en el año 1895, y nunca suspendió un pago desde entonces. La compañía ha incrementado los pagos de efectivo en los últimos 54 años consecutivos.

Comprar un clásico

Lo bueno

  • Se trata de compañías con una enorme base de consumidores en todo el mundo
  • Son acciones “defensivas”: caerán menos que el promedio en épocas bajistas
  • Pagan dividendos en forma constante hace décadas
  • Tienen diversificación global. Incorporarlas en un portafolio es una buena manera de distribuír el riesgo geográficamente
  • Por su tamaño, imponen mejores condiciones e precios a los proveedores

Lo malo

  • Son tan grandes que les resulta mucho más difícil seguir creciendo
  • Cuando el mercado sube, estos papeles suelen quedar algo rezagados
  • En un escenario de suba de tasas, los dividendos se vuelven menos atractivos
  • Tienen exposición a posibles crisis en mercados emergentes o devaluaciones
  • Al ser empresas maduras, no es sencillo encontrar nuevas alternativas de expansión

 

 

Share.

Comments are closed.