Javier Bolzico: “La crisis no nos tomó desprevenidos”

0

El presidente de ADEBA aseguró que los bancos estaban bien preparados para enfrentar una situación de salida de depósitos. Reiteró el reclamo por la inequidad en materia impositiva frente a las fintech. Por Fernando Meaños

“La situación del sistema financiero demostró fortaleza frente a la crisis, que no nos tomó desprevenidos gracias a tres factores: los bancos tienen un alto nivel de liquidez, solvencia en términos patrimoniales y un elevado nivel de cobertura de sus carteras. Si los bancos ganaron fue por su capacidad para adaptarse a escenarios muy cambiantes”, dijo Javier Bolzico, presidente de la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA), durante la conferencia anual para la Argentina de la consultora Moody’s, “Inside LatAm 2019”, realizada hoy en el Four Seasons de Buenos Aires.

En este contexto, Bolzico explicó que la estrategia para que pueda crecer el sistema pasa por los depositantes: “La banca argentina todavía es muy pequeña, medida en depósitos contra el PBI. Desde principios de siglo ese ratio está cerca del 15%. Eso no lo pudo superar el país, no el sector bancario. A veces se analiza el nivel de crédito, pero los préstamos son una consecuencia. Hay que mirar los depósitos, que la población sienta que puede ahorrar en su moneda y en los bancos. Las políticas públicas tienen que poner el foco en el ahorrista. El desafío es agrandar la torta, para el país y para los bancos.”
Al igual que otros representantes del sector financiero, Bolzico se refirió a la aparición de las fintech con pedidos de regulación equitativa: “Hay nuevos jugadores en el ámbito de los medios de pago, lo que trae una competencia que siempre es buena para cualquier sector de la economía. Pero requiere reglas de juego parejas para todos. La tendencia internacional siempre es ‘a igual servicio, iguales impuestos’. La Argentina se separó de eso y regula por sectores: los impuestos cambian según quien preste el servicio. Eso es una materia pendiente”.

En concreto, Bolzico se refirió a la aplicación del impuesto al cheque, focalizada en los bancos. “Es un pésimo impuesto que además genera una asimetría que incentiva al uso del efectivo o de otros medios. Se anunció que iba a ser igualado, algo que todavía no ocurrió.”
No obstante, el presidente de ADEBA (entidad que nuclea a las entidades de capital nacional) mencionó las alianzas entre bancos y fintech como uno de los elementos que trajo la tecnología para generar oportunidades de bancarización: “La banca digital, con herramientas como la identificación biométrica, trae nuevos servicios que eran impensados. Ni el más optimista hubiera creído 20 años atrás que el cliente podía llevar la sucursal en su bolsillo y utilizarla las 24 horas. La tecnología trae una oportunidad fenomenal, siempre que las reglas de juego sean las adecuadas”.

En relación con el nivel de bancarización del país, uno de los más bajos de la región, Bolzico destacó que además de hacer crecer el tamaño del sistema hace falta incrementar su utilización: “Tenemos un buen nivel de acceso de la población a los productos financieros. Un 80% de los adultos tiene una cuenta bancaria y una tarjeta de débito. Pero su uso es muy bajo. Esa combinación hace que la inclusión financiera también tenga un nivel reducido.”
“En la Argentina se cree que el efectivo es gratis y el dinero electrónico es caro. Y es al revés: el dinero electrónico es lo más eficiente. El efectivo parece gratis porque todos los cargos y las retenciones que recaen sobre el dinero electrónico. Que un restaurant ofrezca 10% de descuento por pagar en efectivo existe únicamente aquí”, agregó Bolzico.
Además de los nuevos servicios bancarios que aporta la innovación, Bolzico también destacó que las entidades mejoraron las sucursales: “Los bancos han cambiado su visión y han puesto en el centro al cliente, para darle una buena experiencia. Están siguiendo el concepto de omnicanalidad, en el que la sucursal también es un facilitador. En los últimos años, creció el número de sucursales y hubo una adaptación de las ya existentes”.
En el mismo panel, referido a cómo desarrollar el negocio bancario, el analista de Moody’s Marcelo De Gruttolla señaló tres riesgos que pesan hoy sobre las entidades financieras:
– “El fondeo del sistema en dólares cayó un 30% y se mantuvo casi estable en pesos, aunque si hay presión podría cambiar. Esto tiene dos mitigantes: la buena liquidez acumulada por los bancos para enfrentar la caída de depósitos y que los préstamos en dólares se hacen sólo a exportadores.
– “Los activos líquidos de los bancos perdieron algo de calidad, dada la inversión en deuda del BCRA con exposición a cambios de escenarios”.
– “Hubo un deterioro en la calidad de la cartera a raíz de la recesión, compensado en parte por el nivel de capitalización que ayudó a soportar el escenario de stress”.

Share.

Comments are closed.