La polémica propuesta del Central para los pagos automáticos a comercios

0

El proyecto se denomina “Transferencias 3.0” fue presentado a bancos y fintech. El objetivo es habilitar una vía para que los comercios reciban los fondos en forma automática y gratuita.

“Transferencias 3.0” es el nombre del proyecto que maneja el BCRA para habilitar una nueva forma de pago a los comercios. El objetivo final es que el usuario pueda pagar directamente desde su cuenta y que los fondos sean recibidos de manera inmediata por el comerciante, en vez de esperar 48 horas como sucede con los pagos vía tarjeta de débito. Pero lo más polémico es que la iniciativa propone que la transacción sea totalmente gratuita.

Quien está al frente de la iniciativa es Carlos Hourbeigt, director del Banco Central y quien presidente además de la comisión de Medios de Pago de la institución. Si bien la primera presentación incluyó un nivel elevado para mantener la gratuidad, la idea sería bajarlo significativamente y apuntar a las transacciones más chicas. Originalmente, se habla de un monto equivalente a 500 UVA, es decir unos $ 400.000.

Aunque se analiza favorablemente la posibilidad de que el dinero se acredite automáticamente en las cuentas de los comerciantes, las resistencias pasan sobre todo por el hecho de plantearlo como algo gratuito.

“Hay una gran cantidad de jugadores nuevos incorporándose al mercado de pagos. Pero si las transacciones se van a realizar gratis va a ir en contra de la competencia, nadie va a querer entrar a un negocio en el que no puede cobrar”, explican desde el lado de los privados.

La iniciativa del BCRA apunta sobre todo a combatir el uso del efectivo, ya que los comercios pueden recibir el cash en sus cuentas y no afrontar aranceles. En cambio, cuando venden con tarjeta de débito o crédito enfrentan aranceles y un plazo prolongado muchas veces para cobrar. Además, en el Central critican el uso de la tecnología PEI (Pago Electrónico Inmediato) que utilizan por ejemplo los supermercados. Reciben el dinero en forma inmediata y con aranceles mucho menores al débito. En cambio, superficies más chicas y otro tipo de comercios no lo tiene disponible.

Las discusiones recién arrancan pero seguramente en las próximas semanas habrá más novedades respecto a nuevas opciones de pagos y transferencias en la “última milla”, en un mercado que fue sumamente dinámico en los últimos meses. Además, tanto el código QR como otros mecanismos de pagos digitales volaron a partir de la cuarentena y las medidas de distanciamiento social, que naturalmente fueron reduciendo el uso del efectivo.

Share.

Comments are closed.