Moody’s ve un gran impacto en la calidad crediticia de las empresas argentinas a 2021

0

El deterioro de las condiciones económicas y operativas tendrá un gran impacto en la calidad
crediticia de las empresas argentinas hasta 2021.

La crisis de COVID-19 y la frágil situación económica aumentarán el riesgo de crédito corporativo
en la mayoría de los sectores de Argentina al menos hasta mediados de 2021, señala Moody’s
Investors Service en un nuevo informe.

Si bien las ajustadas cuentas fiscales del gobierno limitan su capacidad para respaldar al sector corporativo, la reciente reestructuración de la deuda aliviará su carga fiscal en los próximos años.

“El debilitamiento de los precios y la demanda de combustible reducirá la generación de flujo de efectivo de las compañías petroleras integradas que calificamos”, afirma Martina Gallardo, Vice President de Moody’s. “Si bien las inversiones de capital en gas natural han disminuido significativamente desde mediados de 2019, un nuevo plan del gobierno antes de fin de año podría acelerar la recuperación de la producción de gas natural hacia 2021”.

Las empresas de generación de energía eléctrica atravesarán un período de poca actividad al menos hasta 2022. Argentina no cuenta con una cartera significativa de nuevos proyectos de generación de energía eléctrica, dado que no habrá nuevas licitaciones y que los menores niveles de actividad han deprimido la demanda. Las necesidades financieras del sector para 2021-22 en adelante implicarán principalmente el refinanciamiento tanto de los próximos vencimientos de la deuda a corto plazo como de vencimientos significativos de la deuda a largo plazo.

Las ganancias seguirán disminuyendo para las empresas reguladas de gas y electricidad en 2021, eliminando por completo todas las ganancias obtenidas durante el período 2017-2018. Las tarifas permanecerán congeladas al menos hasta fines de 2020 y la recuperación futura de costos es aún incierta.

Si bien la industria de telecomunicaciones ha afrontado el choque sin una interrupción de las operaciones, un congelamiento de los precios que prohíbe a las empresas de telecomunicaciones aumentar los precios para lo que resta de 2020 limitará las perspectivas de crecimiento del sector.

La venta de alimentos superó el consumo de bienes duraderos en 2020. Moody’s espera que la venta de alimentos, considerados bienes esenciales por el gobierno, siga recuperándose lentamente hasta 2021.

Por otro lado, la desaceleración de la actividad económica en 2020 y una inflación constantemente elevada limitarán la venta de bienes duraderos el próximo año.

Moody’s señala que la flexibilización de las restricciones y el incremento de las obras públicas de infraestructura contribuirán a la recuperación del sector de la construcción en Argentina hasta 2021 desde el momento más crítico del confinamiento en abril de 2020.

Share.

Comments are closed.