Pese a la crisis, empresas siguen apostando al desarrollo de Vaca Muerta

0

Todos los pozos piloto de los bloques de shale oil de Aguada Federal y Bandurria Norte, situados en la formación Vaca Muerta, demostraron productividades muy satisfactorias.

Las empresas siguen apostando por el desarrollo de gas y petróleo en Vaca Muerta, Neuquén, donde los pozos piloto de las distintas compañías siguen otorgando resultados muy satisfactorios.

“Hemos concluido la etapa de perforación y estimulación de la fase piloto en los bloques operados Bandurria Norte y Aguada Federal, y ahora nos estamos preparando para el desarrollo de los yacimientos”, señaló Manfred Boeckmann, Director General de Wintershall Dea Argentina.

Wintershall Dea opera en áreas muy prolíficas de la formación no convencional Vaca Muerta y ha contribuido significativamente a la producción de gas y petróleo en la Argentina por varias décadas.

Aún así, Wintershall Dea espera un marco económico estable y mejoras en las condiciones comerciales, especialmente en tiempos difíciles. “Argentina dispone de recursos abundantes, tanto offshore como onshore. Sentimos un profundo apego hacia la Argentina, nos gusta el país y nuestros proyectos”, subrayó Thilo Wieland.

“Sin embargo, inversiones adicionales en Argentina compiten con otras oportunidades en la cartera internacional, particularmente en la industria del gas y del petróleo. Necesitamos un marco político confiable para continuar invirtiendo en Argentina”, agregó.

Listos para el desarrollo en Vaca Muerta

En julio, Wintershall Dea y ConocoPhillips firmaron un acuerdo para la cesión de un porcentaje de su participación de interés para desarrollar conjuntamente los bloques de Aguada Federal y Bandurria Norte en la provincia de Neuquén. Los bloques poseen importantes recursos no convencionales de petróleo en la formación no convencional de Vaca Muerta.

Actualmente, las dos compañías están planificando el desarrollo de estos dos prometedores bloques. Se espera que el programa de desarrollo comience a mediados de 2020. En la primera fase se planea la perforación de 20 a 30 pozos. Wintershall Dea ha llevado a cabo con éxito proyectos piloto en ambos bloques, y los pozos se encuentran en este momento en prueba de producción extendida.

“El proyecto avanza muy bien, y hemos obtenido resultados muy alentadores. En Wintershall Dea pasamos por la curva de aprendizaje y los costos se han reducido significativamente”, señaló Boeckmann. “Sin embargo, un marco regulatorio más competitivo, mejoras en infraestructuras, acceso a nuevos mercados, una estructura de costos y un régimen tributario más competitivo son necesarios para asegurar un desarrollo sostenible a escala en Vaca Muerta. Nos queda aún un largo camino por recorrer, pero estamos bien encaminados”, completó

Share.

Comments are closed.