Sebastián Serrano: “El Bitcoin es dinero convertido en software, no hay que analizarlo con la mirada tradicional”

0

Es el co-fundador y CEO de Ripio, una billetera de criptomonedas que ya tiene 1,5 millones de clientes. En esta charla a fondo, este emprendedor argentino y uno de los pioneros en el mundo de esta nueva tecnología responde a las preguntas más habituales a partir del boom de precios de los últimos meses. Entrevista de Pablo Wende

 

-¿Qué visión tiene de la gran suba del Bitcoin y las criptomonedas de los últimos meses?

Sebastián Serrano: Creo que es consecuencia de varios factores. Todas las tecnologías tienen ciclos de adopción y no crecen linealmente. Lo que tienen las criptomonedas es que cotizan y podés seguir el minuto a minuto del precio. Mucho de lo que estamos viendo es el resultado de mucha inversión y trabajo que se hizo en el anterior rally, entre 2016 y 2017. Eso atrajo mucho talento y desarrollo. Se generó un gran boom de finanzas descentralizadas, sumado a que el año pasado se dio un “halv” de la red de Bitcoin, que reduce la emisión. Cada cuatro años baja a la mitad la recompensa de los mineros y eso genera un shock en la oferta de nuevos bitcoin. Cada vez que hay un “halving” se produce un shock en la oferta y eso dispara un rally. Eso se combina con lo que está pasando socialmente. El 2020 fue un año en que la pandemia generó una gran adopción de tecnologías digitales y las cripto no fueron la excepción. Los gobiernos de todo el mundo se vieron obligados a emitir dinero fiduciario, impulsando un gran crecimiento de otros activos. Esta combinación de elementos es una tormenta perfecta para las cripto y lo que impulsó su gran crecimiento en los últimos años.

– ¿Es peligroso que la suba sea tan súbita? ¿No hay peligro de una burbuja que termine estallando?

– Ya estoy acostumbrado de tantos ciclos de estas características. En 2017 pasó de 1.000 a 20.000. Pero antes, entre 2012 a 2013,  fue de 20 a 200, y luego de 200 a 1.200. Esta tecnología tiene ciclos de adopción. Personalmente para mantener mis niveles de stress más bajos hubiera preferido que los halving sean una vez por año para no pasar a ciclos tan intensos. Nosotros con Ripio duplicamos la base de usuarios en el último año, adquirimos el segundo “exchange” de Brasil y desde el año pasado pasamos de 400.000 a 1,5 millones, contando la incorporación de la compañía brasileña.

-¿Cómo está cambiando el ecosistema de criptomonedas?

-Todo lo que ha sucedido en los últimos tiempos atrae talento que empieza a construír nuevas soluciones y hace crecer este nuevo sistema financiero. Es en realidad más grande que un nuevo sistema financiero. Esta tecnología sirve como base de un sistema de registro descentralizado y le da memoria a la Internet. Hasta esta tecnología, si bien Internet permitió que la gente se pueda comunicar y transmitir información, hasta ahora toda la memoría y almacenamiento se encontraba concentrada en inversores privados, como Facebook o Google. Y blockchain es el primer registro público descentralizado. Le da a Internet la capacidad de tener memoria. Lo primero que le da es un registro de valor, un registro contable. Para mí lo primero que le está pegando es a construír un sistema financiero, pero el desarrollo final que llevará décadas es hacer cambiar la forma en que la humanidad colabora y trabaja.

– Una de las críticas que surgen sobre el Bitcoin y en general las criptomonedas es que justamente no pueden ser comparadas con monedas tradicionales, como el euro o el dólar, ya que no poseen todas sus propiedades. ¿Cuál es su opinión?

– Lo que a mí me surge cuando alguien menciona eso es que se trata de una pregunta equivocada. Me hace sentir que es mirar una tecnología y tratar de compararla con el pasado. Es como mirar a la Internet cuando surgía y escuchar la crítica de la gente que hablaba de las telco, que decía que no tiene garantía de calidad de servicio. Decían que no era una buena red de comunicación. O lo comparaban con el correo. Y algo parecido ocurre ahora con la mirada sobre el dinero. Posiblemente no sea parecido a las monedas del pasado, yo lo que veo es la transformación del dinero. Todo se va convirtiendo en software y es natural que el dinero deje de ser un número impreso en papel. Cada transacción de bitcoin es un código, que se ejecuta y es validado por un nodo que valida que el resultado final es verdadero. Bitcoin es el dinero convirtiéndose en software. Tal vez como es la primera versión es más limitado. No hay que mirarlo con la mirada tradicional de un Banco Central, que habla de inflación y tasas.

-¿Qué tipo de monedas se pueden comprar en Ripio?

– La principal cripto es Bitcoin, pero también tenemos Ethereum, Litecoin y se desarrollaron mucho las “stable coins”. Son menos volátiles, funcionan sobre la red de Ethereum y tienen una paridad con el dólar y algún otro activo. El USDC, por ejemplo, tiene un dólar en reserva por cada stable coin y otras son más sofisticadas y tienen préstamos en dólares de respaldo. Pero hay tokens como el “paxgold”, que tiene detrás al oro. Todas las operaciones se realizan en pesos y el trading también es en pesos.

-La seguridad parece ser el eslabón más delgado de las criptomonedas. ¿Es así?

-El Bitcoin nunca fue hackeado, la seguridad de la red es que los incentivos económicos para hackear la red son costosísimos. Tendrías que gastar miles de millones de dólares para lograrlo. En Ripio tenemos muchas medidas de seguridad y nunca sufrimos un hackeo desde que comenzamos a operar, en 2014. Las claves están almacenadas en dispositivos que no están conectados a Internet, por ejemplo. Tenemos sólo una porción muy chica de Bitcoin que está expuesta y la usamos para las transacciones diarias, lo que denominamos los “hot wallet”.

-¿Cuáles son las opciones que tienen los inversores para guardar sus Bitcoin u otras criptomonedas?

-Vos podés ser tu propio banco y guardar criptomonedas en una caja de seguridad propia, resguardando tus claves privadas. Tenemos muchos usuarios que hacen esto, compran y venden cripto, se hacen de liquidez a través de Ripio y luego almacenan en su propia bóveda. Podés usarnos a nosotros para comprar y vender, en nuestra mesa tenés empresas que compran y venden en grandes cantidades y tienen su propia seguridad. Pero nosotros buscamos que usuarios que no son expertos en tecnología los puedan resguardar en forma segura. Tenemos además medida de autenticación con más de un factor, chequeamos si hay cambio de dispositivo y muchas otras cuestiones vinculadas con la seguridad.

-¿Qué consejo le daría a quienes tienen ganas de empezar a incursionar en el mundo de las cripto?

-Le diría a cualquier persona que se familiarice con la tecnología, esto es nuevo para la humanidad. Si no sos un inversor sofisticado, entraría en una estrategia de largo plazo. Le diría que compre con un horizonte de compra largo. No hay que cometer el error de comprar hoy y vender mañana porque se produjo una caída fuerte de precio. Recomendaría estudiarlo, entender el potencial y de tomar una decisión de compra hacerla con un horizonte de largo plazo. Hay mucha de esta tecnología que no es volátil, como las stable coins. El oro tampoco es volátil y podés acceder de forma digital. Lo podés transferir como una criptomoneda.

-¿Cuáles son las novedades que preparan en Ripio para los inversores?

-Está empezando a surgir préstamos garantizados por criptomonedas. Hoy podés colocarlas y recibir una tasa de interés, también solicitar préstamo usando moneda como colateral y estamos pronto agregando en la billetera como una forma de recibir un préstamo usando tus criptomonedas. Vamos a prestar nosotros, pero también otros usuarios en el mundo a través del código conocido como RCN. Al principio seremos nosotros.

-¿Qué uso se le puede dar al Bitcoin, más allá del ahorro? ¿Es posible utilizarlo para pagar?

-Hay muchos sectores donde se usan criptomonedas como formas de pago. Hay mercados construyéndose a partir de ellas. Por ejemplo, hay muchos artistas digitales que generan piezas de arte y se paga en Bitcoin. Hay artistas muy conocidos de tokens no fungibles que generan piezas de arte. Esos pagos se hacen en criptomonedas. En el imaginario de la gente está la posibilidad de ir al kiosco y pagar con cripto. Para eso falta, pero no tanto. Estamos en un punto en el que empieza a producirse una masa crítica en el que hace sentido para un comercio empezar a aceptar pagos en criptomonedas. Por otra parte, cuando compra un activo de estas características no lo hace para gastarlo, sino más bien como herramienta de ahorro e inversión. Los stable coins son menos volátiles y son más fáciles de usarlos en transacciones.

¿Por qué hay resistencia en muchos países a aceptar las criptomonedas, incluso Estados Unidos?

-Hay muchos países que están siendo muy innovadores con esta tecnología, Estados Unidos tiene un conflicto interno. Tiene un sistema financiero muy grande y al mismo tiempo una industria nueva que crece muy rápido, por lo que se enfrentan a un conflicto interno. Hay muchos reguladores que hablan en forma negativa ante los medios, pero luego no se ven regulaciones negativas en relación a las criptomonedas.

Todavía falta que Estados Unidos tenga una postura concreta. La SEC no ha explicado claramente cuál es la regulación. Eso hace que muchos proyectos migren a otro país, ante el riesgo de no tener una regulación clara. China está mucho más avanzado en ese sentido, está haciendo el yuan basado en blockchain, tiene más definida su postura, Europa también. Estados Unidos tiene una dicotomía importante, con un sistema financiero basado en otros pilares.

-¿Es decir que las criptomonedas desafían las estructuras tradicionales del sistema financiero?

-Si vos listas en el NYSE, por ejemplo, lo hacés en un sistema cerrado, lleno de costos y con una estructura económica fija. Las cripto son todo lo contrario, un sistema totalmente desregulado, no tiene un sistema o Exchange central. Eso haría que dejen e existir mercados como el NYSE o el Nasdaq, ya que todo pasaría a operarse en forma descentralizada. El día que ocurra será un verdadero tsunami.

 

 

Share.

Comments are closed.