Una de cada cuatro personas tiene problemas de empleo en la Argentina

0

Son datos correspondientes al tercer trimestre, que aún marcan un fuerte efecto de la pandemia en el mercado laboral. Los desocupados ascendieron a 11,7% y los subocupados a 13,4%.

La tasa de desocupación (TD), que mide la proporción de personas que no tienen ocupación, están disponibles para trabajar y buscan empleo activamente, alcanzó el 11,7% de la Población Económicamente Activa (PEA) en el tercer trimestre. Así lo informó hoy el INDEC, que además marcó una recuperación del empleo pero en sectores informales. Se siguen sintiendo los efectos de la cuarentena, pero ya no de manera tan aguda como en el trimestre abril-junio.

Al igual que en el trimestre anterior, la cantidad de personas que no trabajó, pero buscó hacerlo, estuvo acotada en virtud de las restricciones a la circulación para algunas actividades durante el período de relevamiento.

La tasa de subocupados, por otra parte, se ubicó en 13,4%. Esto significa que sumando desocupados abiertos y subocupados (es decir aquellos que trabajan menos horas de lo que desarían) suman poco más de 25%.

La desocupación se redujo 1,4 puntos porcentuales con respecto al segundo trimestre. El número de desocupados se mantuvo prácticamente sin cambios con relación al segundo trimestre. Por lo tanto, la caída del desempleo se explica, principalmente, por el aumento de la PEA.

En tanto, la Población Económicamente Inactiva (PEI) –en condiciones de trabajar pero que no sale a buscar empleo- continuó exhibiendo cambios en su composición como producto de la dinámica observada en el mercado de trabajo a raíz de la pandemia.

Los inactivos marginales –quienes no buscaron empleo, pero estaban disponibles para trabajar– alcanzaron el 3,3% en el tercer trimestre, mientras que en el mismo período del año anterior este grupo representaba el 0,7%.

Si bien la tasa de empleo (TE) –la proporción de personas ocupadas con relación a la población total—subió 4 p.p. con respecto al trimestre anterior, continuó mostrando una caída de 5,2 p.p. en la comparación interanual. La recuperación de la población ocupada respecto del trimestre anterior fue mayor para los trabajadores por cuenta propia –que en el tercer trimestre representaron el 25%– y para los asalariados sin descuento jubilatorio.

De acuerdo con la rama de actividad de la ocupación principal, la recuperación fue mayor en los sectores que más cayeron en el segundo trimestre de 2020, destacándose Hoteles y restaurantes y Construcción. Este último caso, sin embargo, se encuentra entre las actividades de mayor reducción del empleo con respecto a 2019, junto con Servicio doméstico y Otros servicios comunitarios, sociales y personales.

En cuanto a la intensidad de la ocupación, se observó un importante aumento de los subocupados, quienes trabajan menos de 35 horas semanales y están dispuestos a trabajar más horas. Su participación en el total de los ocupados pasó de 11% en el segundo trimestre a 15,2% en el tercero, contra 14,1% en el mismo período de 2019.

Share.

Comments are closed.