Consultatio se la juega: “Todavía hay recorrido para los activos argentinos”

0

Un informe de Conaultatio señala que las acciones de bancos y energía son los instrumentos más atractivos, seguidos por los bonos en pesos de la parte corta.

Hay argumentos para pensar que a la buena performance reciente de los activos argentinos todavía le queda recorrido con una perspectiva de algunos meses: tanto los fundamentos, como las valuaciones e incluso factores técnicos apuntan en esa dirección, consignó un informe de Consultatio elaborado por el estratega José María Echagüe.

El documento destacó que los retornos en dólares de las distintas clases de activos desde el 9 de diciembre son, en la mayoría de los casos, superiores a un dígito.

“La intención explícita del Gobierno de armar una curva en pesos y las nuevas licitaciones que se llevaron a cabo dieron un aire de optimismo a la deuda en pesos, que fueron la estrella de este período”, reportó.

Consultatio detalló:

-El Bopomo tuvo un retorno superior al 100% en dólares, por ejemplo.

-Los bonos Badlar, CER y Botes le siguieron, mientras que las Lecaps subieron “solo” 30% porque que ya se encontraban operando a una paridad mayor.

-Los bonos en dólares subieron poco menos de 15%, levemente por encima del movimiento de las acciones: el Merval en dólares subió 10%, liderado por los bancos (+18% en dólares).

-Lo que peor rindió fue el crédito provincial y corporativo, esperable dado que muchos bonos se encuentran operando a paridades muy superiores al soberano..

“La magnitud de esta corrección de mercado gatilla un cuestionamiento entendible sobre la sostenibilidad de la suba en el corto plazo/mediano. Las preguntas que surgen son variadas: ¿puede revertirse en el corto plazo la performance de diciembre?; en caso de continuar el rally, ¿hasta dónde puede llegar?; ¿de qué depende y cuáles son los riesgos?; ¿qué clases de activos son las más atractivas?”, cuestionó el informe.

Para Consultatio, hay argumentos para pensar que a la buena performance reciente de los activos argentinos todavía le queda recorrido con una perspectiva de algunos meses: tanto los fundamentos, como las valuaciones e incluso factores técnicos apuntan en esa dirección.

Las acciones de bancos y energía son los instrumentos más atractivos, seguidos por los bonos en pesos de la parte corta (vencimiento antes de abril/mayo 2020).

Los bonos soberanos en dólares no tienen un potencial tan elevado desde estos niveles, aunque preferimos los más cortos y bajo ley internacional (la caída de la ley local de las últimas semanas todavía no justifica la preferencia por esta jurisdicción).

“Nos mantenemos neutrales en crédito provincial y corporativo (amén de algunas oportunidades puntuales en cada universo)”, agregó el reporte de Echagüe.

Consultatio consideró que el principal riesgo es la ejecución de la renegociación de la deuda en un contexto donde el mayor precio de los bonos vuelve más exigente a los bonistas, y eso podría retrasar el acuerdo.
Con la caída de esta última semana, este argumento pierde un poco de fuerza, pero sigue bastante vigente (recordar que, desde que asumió Fernández, los bonos subieron 15%).

La tentación de impulsar el gasto público en un escenario donde la actividad económica no repunta también es un riesgo, ya que el ancla fiscal de Guzmán explica gran parte del reciente optimismo.

Share.

Comments are closed.